fbpx
Conocedores
Close

9.3

REVIEW Villa Magna: lujo y gastronomía exquisita en el hotel más exclusivo de Madrid

Por Marcos Toscani

8 de enero de 2019

El elegante hotel se encuentra en una de las zonas más chic de la capital española y sus restaurantes elevan su nivel

Madrid es una ciudad que siempre está en crecimiento, como también su oferta hotelera. Pero si hablamos de hotel de lujo en Madrid, es inevitable que no aparezca en nuestra mente Villa Magna.

Es que el hotel, que pertenece a la exclusiva colección Mytha Hotel Anthology, ha logrado posicionarse dentro de lo más destacado en el lujo en la capital española.

El hotel tiene una ubicación privilegiada, en el barrio de Salamanca de Madrid sobre el Paseo de la Castellana, en una de las zonas más distinguidas y céntricas de la ciudad.

Aunque su exterior no necesariamente transmite lo que Villa Magna es, solo hace falta ingresar al lobby para darnos cuenta que estamos ante uno de los hoteles más exclusivos de España.

Elegante, combinando mobiliario clásico con arte y elementos modernos, solo tuve que estar unos segundos para hacer el check-in y darme cuenta en qué tipo de hotel estaba.

El registro fue realmente rápido y amable y estaba listo para subir a mi habitación.

La primera impresión fue excelente, no solo porque mi habitación era amplia y confortable, sino también porque desde el hotel me habían dejado un obsequio con una nota personal, que siempre es más que bienvenida.

Tuve la posibilidad de visitar varias habitaciones, y si bien hay variaciones en la decoración y tonalidades, todas ofrecen espacios generosos y mucha elegancia en un estilo clásico.

La máquina de café Nespresso no puede faltar, y Villa Magna sabe que sus huéspedes la están esperando.

Aunque mi habitación me invitaba a quedarme descansando, había reservado para cenar en Patio Magnum, un espacio frente al bar semi abierto que puede disfrutarse en cualquier momento del año.

Fue en ese lugar donde pude disfrutar algunas de las recomendaciones y que me demostraron que la gastronomía tiene un papel fundamental en la propuesta del hotel.

Un original cheesecake que aparece en el menú de postres es mi mayor recomendación y no tengo ninguna duda que la próxima vez que regrese a Madrid iré nuevamente por esta delicia.

Luego de un confortable descanso, era momento del desayuno.

El desayuno se ofrece en el restaurante principal de Villa Magna, y es uno de los más completos que pude encontrar en todo Madrid.

El lugar es acogedor y distinguido y la propuesta tanto de frutas, panificación, quesos y carnes es más que satisfactoria.

Es en ese mismo restaurante que elegí para mi almuerzo, un lugar al que asisten no solo huéspedes, sino que es elegido por locales que conocen la buena propuesta en el hotel.

Cada espacio de Villa Magna es agradable e invita a disfrutarse, y en todo momento el equipo está dispuesto a ayudarnos en lo que necesitamos, claramente demostrando el énfasis en el servicio.

Junto a él se encuentran varias de las tiendas de lujo más importantes, por lo que si pensamos en viajar a Madrid y hacer compras, es el hotel perfecto para ello, ya que tiene incluso un acceso directo a una de las tiendas más conocidas.

Villa Magna también es conocido por sus salones para eventos o bodas, que colaboran con la imagen de lujo que tiene en la ciudad.

Al siguiente día, opté por pedir el desayuno a la habitación.

Presentado de manera impecable y en el minuto exacto llegó para poder quedarme una mañana más en mi habitación.

Ya era hora de irme, sabiendo que me había alojado en, probablemente, el mejor hotel de Madrid, y al cual no dudaría en regresar.

Overall

9.3

  • 10 Servicio
  • 9 Diseño
  • 9 Habitaciones
  • 10 Desayuno
  • 10 Restaurantes
  • 9 Ubicación
  • 8 Wi-Fi / Tecnología
  • 9 Amenities