Conocedores
Close

Tres secretos escondidos (y atracciones imperdibles) en Alaska

05/09/2018

La llamada última frontera del mundo ofrece atracciones únicas, a veces solo accesibles en avión o barco

Tan remoto como hermoso y moderno, Alaska es uno de esos destinos que están fijados en la memoria colectiva de todos los viajeros.

Siendo el tercer estado más grande de Estados Unidos, el transporte juega un rol muy importante para acceder a cada uno de sus rincones secretos.

1. Osos y alces en el Parque Denali (foto principal)
A bordo del ferrocarril es posible llegar hasta Fairbanks, la primera urbe a la que llegaron los buscadores de oro en 1898. Allí se encuentra el famoso Parque Nacional Denali, de 24.600 kilómetros cuadrados y 37 especies de mamíferos, entre los que destacan los alces, lobos, caribúes (especie de venado) y, sobre todo, el oso grizzli.

2. Carreras de trineos muy especiales
Si se utiliza el automóvil, es posible llegar a rincones como el poblado de Tok. Este sitio es conocido como la capital de los perros de trineos. A fines de marzo se realizan carreras entre dichos canes de raza nórdica. Tok, por otro lado, es ideal para hacer trekking, pescar, pasear en bote y lavar oro en el Centro Mainstreet.

3. Territorio lejano
A la Reserva de Glacier Bay solo es posible llegar en avión o barco. Es un lugar ideal para admirar de cerca la majestuosidad de los glaciares gemelos Sawyer o bien para avistar ballenas jorobadas, pues se cuentan hasta 60.