fbpx
08/12/20   |   Viajes

Viajar a Chile: las mejores cosas para hacer en Santiago

Las recomendaciones para visitar la capital de Chile, donde los rascacielos se mezclan con las montañas de la Cordillera de Los Andes

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

¿Planeando viajar a Chile? Santiago de Chile es un verdadero espectáculo, que ofrece un panorama único, donde los rascacielos se mezclan con los contornos montañosos de los Andes. Una riqueza que se basa en una mezcla perfecta de belleza artística y natural y en la evidencia de su pasado indígena o colonial.

El resultado final es una arquitectura moderna que crea un mismo lenguaje y visión entre museos, plazas, calles y villas. Por su encanto, la ciudad también fue elegida por el poeta Pablo Neruda como residencia durante parte de su vida. Museos ricos en historia, arte y naturaleza, parques, arcos de triunfo y estructuras que se remontan a la época colonial: un festín para los aficionados y los curiosos.

La capital chilena alberga muchos edificios gubernamentales, pero también es el centro financiero y cultural del país. Aunque son varias las razones para visitar Santiago de Chile, desde #CONOCEDORES acercamos un listado de las mejores cosas para hacer.

Recorrer el centro histórico

El primero es un imperdible de toda capital latinoamericana: dar una vuelta por el centro histórico de la ciudad. En el recorrido, uno puede encontrarse con el imponente Palacio de la Moneda, tal vez el edificio más emblemático del país (sede del Presidente de la República y de otros importantes ministerios), la Plaza Las Armas, donde está la Catedral de Santiago, sede principal de la Iglesia Católica en Chile, y el Museo Histórico Nacional, entre otras atracciones.

Subir al Cerro San Cristóbal

Quienes gustan de las vistas panorámicas encontrarán aquí una de las mejores cosas para hacer en Santiago de Chile. El Cerro San Cristóbal es el punto panorámico por excelencia de la ciudad. Si el cielo está bien despejado, puede verse de fondo la imponente cordillera de los Andes. Es posible subir en funicular o a pie (son 880 metros).

Pasear por el barrio Bellavista

Es uno de los barrios más bohemios de la ciudad y el centro de la movida nocturna santiaguina. Un buen lugar para ir es el Patio Bellavista, un complejo muy de moda lleno de bares y restaurantes, donde pueden encontrarse todo tipo de comidas de diferentes partes del mudo para satisfacer antojos de los más diversos, además de coctelería de autor, música en vivo y mucho más.

Visitar La Chascona

En el barrio Bellavista queda justamente uno de los puntos turísticos clásicos de la ciudad: la casa de Pablo Neruda en la capital. El famoso poeta chileno tenía tres.

¡Comer!

Esta es, sin lugar a dudas, una de las mejores cosas para hacer en Santiago de Chile. La vedette sin dudas son los mariscos. Si hay voluntad de cocinar, es imperdible comprarlos en el Mercado Central, donde además pueden encontrarse la mercadería más fresca y muchos productos, además de pescados.

Disfrutar del atardecer en el mirador del Costanera Center

Mirar la caída del sol desde la torre más alta de Latinoamérica suena como un buen plan. En el edificio de más de 300 metros, también hay un shopping, varios restaurantes y bares. Es recomendable ir con tiempo porque es muy probable que haya fila para entrar.

Ir al Cajón del Maipo

Se trata de la típica escapada del santiaguino. Queda a 75 kilómetros de la caital y tiene como parada obligada el Embalse de Yeso, una hermosa laguna color turquesa enmarcada entre montañas. Se incluye la opción de quedarse a dormir por la zona, en tal caso la recomedación es aloharse en “La petite france”, un hotel restaurant que sirve una comida deliciosa.

Conocer el barrio Lastarria

Es un barrio muy pintoresco, cool, que se recomienda caminar, lleno de pequeños cafés, bares, negocios de diseño y ropa. También puede visitarse el Museo de Bellas Artes y el Centro Gabriela Mistral (GAM), dos de los centros culturales más importantes de la ciudad.

Subir el Cerro Santa Lucía

Es el cerro más visitado de la ciudad y queda en el corazón de Santiago. Sus escalinatas, fuentes, jardines, terrazas y miradores son un paseo clásico. Mide tan solo 69 metros, así que la subida a pie es muy accesible.

Fotografía
Cortesía

Más por conocer

Featured

Close