fbpx
Conocedores
Close

Volcanes, lagos y ríos: recomendados para visitar en el sur de Chile

Conocedores.com

11 de junio de 2019

Es un país con una gran diversidad de relieves, colores y contrastes de paisajes. Y una de las zonas que particularmente más impactan, es el sur, con sus volcanes, ríos, islas, lagos y canales

Es un país pequeño en tamaño, pero con una gran diversidad de relieves, colores y contrastes de paisajes. Y una de las zonas que particularmente más impactan, es el sur de Chile, con sus volcanes, ríos, islas, lagos y canales.

Puyehue, Entre Ríos: lagos y termas

Si se busca disfrutar de entornos naturales únicos, respirar el aire puro en bosques de 800 años de antigüedad, subir a los centros de esquí, explorar senderos, realizar deportes acuáticos, cabalgatas o, incluso, relajarte en aguas termales, Puyehue es el destino óptimo para todo eso y más.

A 93 kilómetros al este de Osorno se encuentra la ciudad de Puyehue, una maravilla del sur de Chile por la variada belleza natural que le rodea, como también por su interés recreativo, cultural y gastronómico.

En la zona encontramos el más extenso Parque Nacional del sector: el Puyehue, un Santuario de la Naturaleza que está dividido en tres áreas principales: Aguas Calientes, Anticura y Antillanca.

Cada área ofrece actividades especiales según su paisaje y entorno natural. Aguas Calientes cuenta con termas naturales que alcanzan hasta los 45ºC. Se encuentra a las orillas del Río Chanleufú, un lugar con cascadas, miradores y bosques, estos últimos con rutas de senderismo interpretativo.

Los visitantes también quedan impresionados con los fastuosos volcanes y lagos, como el Rupanco y el Puyehue, ríos como Las Gaviotas y canales como el Gol Gol.

San Juan de la Costa

Si de descubrir nuevos lugares se trata, visitar la desconocida localidad de San Juan de la Costa llenará todas las expectativas. Cultura, historia y leyendas se mezclan con paisajes naturales de ríos y playas.

Fundada por el pueblo Huilliche, en la actualidad aún podemos disfrutar de su cultura plasmada en la zona e, incluso, compartir con pobladores de este pueblo originario de Chile. Además, sus hermosas playas y encantos del litoral ofrecen diversos atractivos turísticos ligados a los deportes acuáticos como el velerismo y standup paddle.

Bahía Mansa es la zona más conocida de este destino, ya que recibe embarcaciones de todo tipo, pero localidades como Pucatrihue o Maicolpué poseen playas y balnearios que maravillan a sus visitantes, en especial por la tranquilidad de los poblados y carisma de su gente.

Durante el mes de febrero, se celebra el Festival de Pueblos Originarios de América Latina, donde se puede disfrutar de las tradiciones y de la gastronomía de las diferentes culturas, además de las enormes estatuas de madera que representan a cada heroico lonko (líder) Mapuche de región.

Turismo rural en Río Negro

Siguiendo el recorrido por el sur de Chile, una excelente opción es no perderse la oportunidad de conocer una localidad que brinda una experiencia única entre cultura y árboles milenarios.

A 36 kilómetros de Osorno se ubica Río Negro, una localidad particularmente especial debido a las fiestas costumbristas, su turismo rural, agroturismo y ecoturismo.

Bautizado por el pueblo Huilliche como “Curileufu” que significa “Río Negro”, la zona cordillerana se destaca por la presencia de especies como el Alerce, Mañío, Laurel y Coigüe, entre otras variedades típicas del singular Bosque Valdiviano.

Asimismo, en la zona se pueden realizar diversas actividades como cabalgatas, trekking, ciclismo, pesca con mosca, actividades campestres y, sobre todo, probar la comida típica, entre ellas, el Cordero al Palo, Sopaipillas y Catutos con abundante pebre.

El lago Llanquihue y el Volcán Osorno

Continuando el viaje por el sur de Chile, nos encontramos con el fabuloso lago Llanquihue, el segundo más grande del país que representa un mundo de atractivos a su alrededor. Volcanes, bosques y ciudades coloniales, tradición y Parques Nacionales, hacen de la visita una experiencia inolvidable.

Las más bellas postales salen de aquí gracias al icónico Volcán Osorno. Siempre nevado y con su cono que parece dibujado, es la puerta de entrada a la Patagonia chilena y se impone ante el extenso Lago Llanquihue.

Escénico y visible desde cientos de kilómetros, este volcán inactivo ofrece múltiples posibilidades para los amantes de la aventura. Trekking, escalada o ascensos en mountainbike, ver los cráteres en la cima del macizo es un verdadero desafío para los seguidores de experiencias outdoor.

En el corazón de este destino encontramos uno de los lugares más espectaculares del sur de Chile: Los Saltos de Petrohué. Preciosas caídas de agua que transitan por añosas rocas, y que se pueden disfrutar desde pasarelas y miradores aledaños que permiten ver cómo el río Petrohué brinca entre enormes masas de lava cristalizada del Volcán Osorno, creando un espectáculo único.

Al rodear el Lago Llanquihue, encontraremos pintorescos pueblos de tradición alemana que ofrecen diversos servicios turísticos, excursiones y una oferta gastronómica de primer nivel. Frutillar, Ensenada, Puerto Octay y Puerto Fonk son el destino ideal para sorprenderse con la arquitectura patrimonial y una variada oferta de dulces y postres, que serán la mejor compañía de un buen café.