Conocedores
Close

Así es Lucerna, destino imperdible para visitar en Suiza

Conocedores.com

18 de agosto de 2019

Su imagen característica, rodeada de lagos y montañas, es la del Puente de la Capilla, el más antiguo de Europa, construido en 1333

Pequeña y mágica, es la puerta de entrada a la Suiza Central, a orillas del lago de los Cuatro Cantones. Conocida por su arquitectura medieval cuidadosamente conservada, Lucerna es un destino imperdible para los que visitan este país, uno de los más atractivos del mundo y con mejor calidad de vida.

La imagen de la ciudad de Lucerna es caracterizada por el puente Kapellbrücke, construido en 1333, que con sus frontones pintados es el puente techado de madera más antiguo de Europa.

Otro monumento conocido de la ciudad es la muralla Museggmauer, que, con excepción de una torre, ha conservado su carácter fortificado.

Las casas históricas, adornadas de frescos, se hallan en el casco antiguo, cerrado a los vehículos, en plazas pintorescas como el mercado del vino.

Lucerna es una ciudad de plazas e iglesias. La iglesia jesuita del siglo XVII se considera como la primera obra barroca religiosa de Suiza, siendo las dos torres de la iglesia «Hofkirche» monumentos característicos de la ciudad.

El Monumento al león de Lucerna es una escultura labrada entre 1819 y 1821 por el escultor danés Bertel Thorvaldsen sobre una pared de roca para conmemorar la muerte en 1792 de unos 700 mercenarios de la Guardia Suiza durante la Revolución francesa cuando defendían el asalto de los revolucionarios al Palacio de las Tullerías en París.

La tradición y lo moderno están muy cercas en Lucerna, ya que la ciudad también adquirió fama por su diseño innovador. Uno de los puntos culminantes arquitectónicos es el futurista centro de culturas y congresos del famoso arquitecto francés Jean Nouvel. El KKL es también símbolo de la «ciudad de festivales Lucerna» con varios espectáculos culturales en el curso del año.

Lucerna es punto de partida ideal para muchas excursiones a los puntos culminantes de la Suiza Central. Una excursión obligatoria es el viaje a una de las montañas caseras de Lucerna, el Pilatus o Rigi, la reina de las montañas. Asimismo vale la pena hacer excursiones al Stanserhorn o al Bürgenstock o bien un viaje en barcos de vapor en el fascinante Lago de los Cuatro Cantones.