Conocedores
Close

Así es un recorrido por la Pacific Coast Highway en California

Conocedores.com

4 de septiembre de 2019

Desde Los Ángeles, pasando por Santa Mónica, Santa Bárbara, Morro Bay, Carmel, Monterrey y San Francisco, un viaje imperdible para hacer manejando

Lo mejor de un viaje por la Pacific Coast Highway es la variedad que ofrece: las vistas, las actividades, las atracciones urbanas y las maravillas naturales.

La autopista Pacific Coast Highway se extiende desde Los Ángeles hasta San Francisco, California, y cuenta con una amplia variedad de vistas para todos los gustos; desde ajetreadas metrópolis urbanas llenas del aire de la costa oeste hasta tranquilos pueblos perfectos para relajarse, acompañados de hermosas vistas de la naturaleza. Serpenteando por el pintoresco Pacific Ocean y también por los interiores, es una experiencia de viaje por carretera inolvidable y simple.

Los Ángeles

La segunda ciudad más poblada de Estados Unidos, Los Ángeles, no se parece a ningún otro centro urbano, en parte, debido a su variedad cultural, y por ser también una suerte de «capital mundial del entretenimiento».

Al comenzar el viaje al norte por la autopista, es recomendable empezar por Venice Beach (playa de Venice), donde está el Abbot Kinney Boulevard (Bulevar Abbot Kinney). Frecuentemente, la llaman la cuadra más genial de Estados Unidos gracias a su variedad de modernos restaurantes y tiendas. Este paseo captura perfectamente la extravagancia de Venice.

Viajando unos cuatro kilómetros hacia el norte, llegaremos a Santa Monica, un elegante vecindario que cuenta con su muelle de fama mundial, el Santa Monica Aquarium (Acuario de Santa Monica) y el paseo Third Street Promenade, considerado como uno de los mejores distritos de compras.

También podremos visitar Warner Bros. Studio Tour Hollywood en Burbank, para ver algunos de los estudios de cine y televisión más famosos

Santa Bárbara

Una vez que que hayamos pasado Los Ángeles, la siguiente elección lógica es escaparse hacia el norte, a Santa Barbara. Solo el viaje, que atraviesa el interior, ya vale la pena, porque cuenta con vistas de las montañas y del océano. Uno de los puntos más notables de Santa Barbara es La Arcada, un complejo de casi 100 años equipado con pintorescos cafés y galerías.

Cerca, una pequeña caminata nos llevará a Stearns Wharf, un muelle que se proyecta hacia el Pacific Ocean (océano Pacífico), donde podemos encontrar varios restaurantes, además del Santa Barbara Museum of Natural History Sea Center (Centro Marítimo del Museo de Historia Natural de Santa Barbara).

En Santa Barbara están algunas de las mejores playas que Estados Unidos tiene para ofrecer, como Leadbetter Beach (playa Leadbetter), y Arroyo Burro Beach (playa Arroyo Burro), una opción más tranquila y muy popular entre los lugareños.

Morro Bay

Continuando el viaje por la ondulante autopista, a medida que avancemos la costa de California se vuelve más pintoresca y las vistas se vuelven más impresionantes. Ubicado justo a las afueras de San Luis Obispo, el pueblo costero de Morro Bay captura lo mejor de las maravillas naturales del estado. Sus aguas están llenas de peces de roca, fletán y lenguados; además, su estuario está protegido bajo un programa nacional.

Carmel y Monterey

Cuando seguimos el viaje al norte, en Carmel-by-the-Sea, encontraremos la Point Lobos State Natural Reserve (Reserva Natural Estatal Point Lobos), una pintoresca área protegida conocida por sus flores silvestres y su gran cantidad de senderos de excursionismo que atraviesan las rocosas playas.

Para conocer un poco más de cultura, hay que dirigirse hasta llegar a Monterey. Aquí, el centro de actividad es la calle Cannery Row, un área que antiguamente estaba llena de fábricas de enlatado de sardinas y que hoy cuenta con varios cafés, tiendas y galerías. Idealizada por el legendario autor John Steinbeck (una calle en la comunidad lleva su nombre), Monterey también es hogar del Old Fisherman’s Wharf (Muelle Old Fisherman’s), un popular lugar donde se realizan paseos para ver ballenas.

San Francisco

A medida que terminamos nuestra expedición por California, debemos hacer una última parada en San Francisco y la famosa Bay Area (área de la bahía). El viaje por la State Route 1 (Ruta Estatal 1) desde Monterey es el más largo del itinerario, pero vale la pena. San Francisco está llena de cosas para hacer, ya sea dar un paseo en el famoso sistema de trolebús de la ciudad, una visita al extenso barrio Chinatown o un paseo por la empinada y serpenteante Lombard Street (Calle Lombard).