fbpx
08/08/20   |   Ciencia & Tecno

Asthros: el globo aerostático de la NASA que estudiará el espacio

Utilizará un telescopio de 2,5 metros de alto. Partirá desde la Antártida y llegará a una altura de 40 kilómetros. Volará a la deriva durante tres semanas

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

En diciembre de 2023, la agencia espacial de Estados Unidos, lanzará desde la Antártida a Asthros, el globo aeroestático de la NASA que estudiará el espacio, utilizando un telescopio de última generación para observar longitud de onda de luz que no son visibles desde el suelo de la Tierra.

El telescopio de 2,5 metros de altura, irá abordo del globo aeroestático hasta la estratósfera.

Asthros surge de las siglas en inglés, Telescopio Estratosférico Astrofísico para Observaciones de Alta Resolución Espectral a Longitudes de Onda Submilimétricas, y permanecerá volando a la deriva en las corrientes de aire sobre el gélido continente por unas tres semanas y brindará nuevos hallazgos durante su viaje.

Administrado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, Asthros observa la luz infrarroja lejana, o luz en longitudes de onda superiores al espectro visible para el ojo humano. Para conseguirlo, deberá alcanzar una altitud de unos 40 kilómetros, unas cuatro veces más alto de lo que vuelan los aviones comerciales. Aunque circulará muy por debajo de los límites del espacio, estará lo suficientemente alto como para observar longitudes de onda de luz bloqueadas por la atmósfera de la Tierra.

Recientemente, el equipo de la misión dio los últimos toques al diseño de la carga útil del observatorio, que incluye: el telescopio (que captura la luz), su instrumento científico y subsistemas tales como los sistemas de refrigeración y electrónicos.

Si bien los globos aerostáticos pueden parecer una tecnología anticuada, ofrecen a la NASA ventajas únicas en comparación con las misiones terrestres o espaciales. El Programa de Globos Aerostáticos Científicos de la NASA viene operando por 30 años en la Instalación de Vuelo Wallops, en Virginia.

Lanza entre diez a quince misiones al año desde todo el mundo en apoyo a experimentos de todas las disciplinas científicas de la NASA, así como con fines de desarrollo tecnológico y educativo. Las misiones en globo aerostático no solo tienen costos más bajos en comparación con las misiones espaciales, sino que además llevan menos tiempo entre su planificación y despliegue, lo que significa que pueden asumir mayores riesgos asociados al uso de tecnologías nuevas o de última generación que aún no han sido desplegadas en el espacio.

Asthros llevará un instrumento para medir el movimiento y la velocidad del gas alrededor de estrellas recién formadas. Durante el vuelo, la misión estudiará cuatro objetivos principales, incluyendo dos regiones de formación estelar en la Vía Láctea. También detectará y cartografiará por primera vez la presencia de dos tipos específicos de iones de nitrógeno (átomos que perdieron algunos electrones). Estos iones de nitrógeno pueden señalar lugares donde los vientos de estrellas masivas y explosiones de supernova han remodelado las nubes de gas dentro de las regiones de formación estelar.

En un proceso conocido como retroalimentación estelar, tales estallidos violentos pueden, en el transcurso de millones de años, dispersar el material circundante y obstaculizar la formación de estrellas o paralizarla completamente. Pero la retroalimentación estelar también puede agrupar el material, acelerando la formación de estrellas. Sin este proceso, todo el gas y polvo disponible en galaxias como la nuestra se habría fusionado en estrellas hace mucho.

Asthros proveerá los primeros mapas 3D detallados de la densidad, velocidad y movimiento del gas en estas regiones para estudiar cómo las recién nacidas estrellas gigantes influyen sobre su material placentario. Con ello, el equipo espera obtener información sobre el funcionamiento de la retroalimentación estelar y aportar información que perfeccione los modelos computacionales de evolu

Fotografía
NASA

Más por conocer

Close