fbpx
Conocedores
Close

China es culpable del brote del coronavirus afirma informe de Five Eyes

Conocedores.com

2 de mayo de 2020

Es la alianza de inteligencia integrada por Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido y Estados Unidos. El país mintió, ocultó información y evitó ayudar en una vacuna

La alianza de inteligencia Five Eyes, integrada por Australia, Canadá, Nueva Zelanda, Reino Unido y Estados Unidos, elaboraron un informe que confirma que China es culpable del brote del coronavirus COVID-19, ocultando información, mintiendo sobre la transmisión entre personas del SARS-CoV-2, haciendo desaparecer a médicos que denunciaron la situación y evitando ayudar a otros países para crear una vacuna.

El dossier fue publicado este sábado (domingo en Australia) por el diario australiano The Saturday Telegraph, bajo el título «Coronavirus NSW: Dossier lays out case against China bat virus program».

Los orígenes de Five Eyes (FVEY, Cinco Ojos) se remontan al período de posguerra tras la Segunda Guerra Mundial, cuando la Carta del Atlántico fue emitida por los aliados para diseñar sus objetivos para un mundo post-guerra.

China suprimió o destruyó deliberadamente evidencia del brote de coronavirus en un «asalto a la transparencia internacional» que costó decenas de miles de vidas, según el expediente preparado por los gobiernos occidentales, en un documento de investigación de 15 páginas, que sienta las bases para un acción de negligencia contra el país asiático.

El gobierno chino encubrió las noticias del virus silenciando o «desapareciendo» a los médicos y periodistas que hablaron, destruyendo la evidencia en los laboratorios, mintiendo sobre la transmisión entre personas del SARS-CoV-2 y negándose a proporcionar muestras a científicos internacionales que estaban trabajando en una vacuna.

Personas claves del equipo del Instituto de Virología de Wuhan, que figuran en el expediente, fueron capacitados o empleados en el Laboratorio Australiano de Salud Animal CSIRO, donde realizaron investigaciones sobre patógenos mortales en murciélagos vivos, incluido el SARS.

En Wuhan, en la provincia china de Hubei, cerca del mercado húmedo, se encuentra el laboratorio donde se realizan distintos estudios con patógenos. Al menos, una de las 50 muestras de virus en las que estaban trabajando tiene una compatibilidad del 96% con el COVID-19.

Dado el alcance de las mentiras y la negativa de la República Popular de China a permitir cualquier investigación sobre el origen del brote, las agencias de inteligencia internacionales están estudiando atentamente este laboratorio.

La posición del gobierno australiano es que el virus probablemente se originó en el mercado húmedo de Wuhan, pero que existe una posibilidad remota, del 5 por ciento, de que se filtró accidentalmente de un laboratorio.

La posición de los Estados Unidos, es que es más probable que el virus se haya filtrado de un laboratorio, pero también podría provenir del mercado húmedo que comercializa y mata animales salvajes, donde se originaron otras enfermedades, incluida la gripe aviar H5N1 y el SARS.

El dossier también revela que en 2013, se recolectaron muestras en Yunnan, China, que luego se descubrió que era un 96,2 por ciento idéntico al SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.

Se puede leer el artículo completo aquí.