fbpx
04/12/20   |   Viajes

Cuáles son las mejores playas del sur de Brasil

Un recorrido por algunos de los destinos de playa y mar más relevantes en el país más grande de Sudamérica, favorito para disfrutar de relax y diversión

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

El sur de Brasil cuenta con bellísimas playas con aguas tibias y excelente infraestructura. Algunas muy frecuentadas, otras en islas preservadas por las que no circulan vehículos y donde caminar por senderos en la selva es la mejor aventura.

Unas con elegantes restaurantes, tiendas y hoteles, otras con modernos edificios y originales propuestas, sin olvidar aquellas ideales para unas vacaciones con niños, con aguas verdes y cristalinas que invitan a explorar el fondo del mar.

Desde #CONOCEDORES elaboramos un listado de los mejores cinco destinos en el sur de Brasil que proponen un verano diferente a puro sol y playa.

Florianópolis

La llaman “la isla de la magia” y es sin dudas uno de los destinos favoritos de los viajeros de Brasil. Su gran diversidad de opciones, sus muchas playas, actividades, paseos y atractivos, son parte de su encanto.

Más allá de la playa elegida para hospedarse, Florianópolis es ideal para recorrer y conocer sus diversos atractivos: desde fuertes hasta su centro, con el impactante puente Hercílio Luz, la Catedral Metropolitana (1753), la plaza XV de Noviembre y su tradicional higuera centenaria y el pintoresco mercado donde se venden artesanías y productos de todo el estado.

Bombinhas

Playas de agua verde esmeralda, bahías protegidas de las olas que abrigan a diferentes especies de peces, un territorio preservado que mantiene el esplendor de su mata atlántica, son algunas de las características de Bombinhas, que ocupa una península en el municipio más pequeño de Santa Catarina.

Algunas de las que destacan por su belleza son Lagoinha, Prainha, Praia do Embrulho, Praia da Sepultura y Praia dos Ingleses (conocida como Retiro dos Padres). La Praia da Tainha, más alejada del centro (con acceso por la Praia da Conceição), llama la atención por tener una naturaleza más salvaje.

Camboriú

El concurrido Balneario Camboriu es el principal destino de la región sur de Brasil. Además de su playa principal, este sitio dispone de otras opciones, como por ejemplo el Cristo Luz.

En el barrio de la Barra se encuentran las raíces de la ciudad, con algunos sitios para conocer como la Iglesia de Nossa Senhora do Bom Sucesso. Un paseo tradicional en el destino es el Barco Pirata, que ofrece un show mientras lleva hacia la isla Das Cabras y la playa de Laranjeiras.

Ilha Do Mel

Se trata de una isla de 2.700 hectáreas, casi todas preservadas, por la que no circulan autos. Las posadas, bares y casas se reparten entre los poblados principales de Encantadas y Nova Brasília. Allí las actividades son básicamente caminar y explorar las playas.

Quienes se hospedan en Encantadas, donde llegan diversas embarcaciones, suelen pasar el día en Mar de Fora, una playa ancha con oleaje fuerte, donde existe una plaza de alimentación con servicios. Al final de la playa está la Gruta das Encantadas, una enorme abertura en la roca formada por la erosión marina que solo puede visitarse con marea baja.

Ilhabela

Además de sus playas urbanas, la isla cuenta con rincones más apartados y poco concurridos, de gran belleza, a los que se puede acceder mediante caminatas o en paseos en barco. De acuerdo con su ubicación con respecto al centro, las playas se conocen como “del Norte” o “del Sur”. Entre las primeras una de las más buscadas es Jabaquara, conocida por su belleza salvaje como una de las más lindas de la isla.

Ideal para familias que buscan sombra y aguas calmas, además de un barcito donde comprar lo esencial, es Armação. Entre las del sur destacan Praia do Curral y la de Ilha das Cabras. Para quien prefiera playas urbanas, con infraestructura más completa para pasar un día entero, las opciones pueden ser Praia Grande o Pedra do Sino.

Ilhabela cuenta con otros encantos naturales además de sus playas. Uno de los más sorprendentes son sus hermosas cascadas, formadas por los más de 400 cursos de agua que atraviesan la isla. Algunas de las que se pueden visitar son las cascadas del Gato, de Laje, da Toca y Agua Blanca.

Fotografía
Cortesía

Más por conocer

Featured

Close