Conocedores
Close

Diez ideas para hacer en la isla de Malta

Conocedores.com

25 de abril de 2019

Un destino con variada oferta turística rodeado por las aguas del Mediterráneo

Aunque generalmente no se cuenta entre las principales preferencias de las agencias turísticas, Malta es uno de los secretos mejor guardados de Europa. No faltan razones: aguas cristalinas, playas paradisíacas, templos prehistóricos, excelentes oportunidades de buceo y amigables locales que reciben a los visitantes con los brazos abiertos.

Debido a su clima, es un destino ideal para visitar en cualquier estación. Teniendo casi la mitad de la superficie de Ibiza, es el país más pequeño de la Unión Europea, pero es uno de los más densamente poblados del mundo.

Desde #CONOCEDORES elaboramos un listado con diez ideas, actividades y propuestas para realizar en la isla de Malta, para así aprovechar al máximo una futura estancia en este fascinante destino.

1. Relajarse en la playa

Las aguas turquesa de Malta atraen a turistas de todo el mundo hasta esta pequeña isla. Al estar llena de acantilados, la mayoría de las playas son rocosas. Las más populares son Golden Bay, Ghadira Bay, Paradise Bay, St Georges Bay y Birzebbugia.

2. Aprovechar cada rincón como una oportunidad fotográfica

Todos los destinos pueden ser el escenario de una gran imagen, pero algunos son más fotogénicos que otros. Malta es uno de ellos: los colores parecen sacados de la paleta de un pintor, contrastando el azul del Mediterráneo con los distintos tonos de las construcciones de piedra. Tanto que el país fue elegido como lugar de rodaje para gran cantidad de películas, incluyendo Expreso de Medianoche, Ágora y Troya, entre muchas otras.

3. Sumergirse en el pasado

En Malta pueden explorarse 7000 años de historia, como así también vivir el presente. Caminar por las calles de las ciudades históricas es entrar en un museo a cielo abierto. El estado de conservación es excelente.

4. Disfrutar del buen clima todo el año

Esto es lo que hace que los visitantes puedan disfrutar del sol sin importar la época en que realicen la visita. Es un país para disfrutar al aire libre.

5. Explorar el mundo submarino

Malta tiene una gran ventaja frente a otros puntos turísticos: la mayoría de los sitios de buceo están cerca de la orilla. De esa manera, no se necesita de un bote para llegar a destino, haciendo que la actividad sea mucho más económica. Además de la gran variedad de vida marina durante todo el año, también se pueden observar cuevas submarinas y varios naufragios de la Segunda Guerra Mundial.

6. Aventurarse más allá en las islas de Gozo y Comino

Gozo es tan pequeña que se puede ver el Mediterráneo desde casi cualquier parte de la isla. El “mar interior” que se formó luego del derrumbe de dos cuevas de piedra caliza es una de las atracciones turísticas más imponentes del país. Comino en tanto es una visita obligada para los amantes de la playa: Blue Lagoon es su destino más visitado.

7. Perderse en las calles de La Valetta

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la capital conserva gran parte de la arquitectura del Siglo XVI. Es lo suficientemente pequeña como para poder recorrerla a pie. Algunos lugares recomendados incluyen la Concatedral San John, el Palacio de los Grandes Maestros, el Museo Nacional de Arqueología y el Fuerte St Elmo, entre muchos otros. Durante Febrero y Marzo la ciudad se viste de fiesta.

8. Estudiar inglés

Durante más de 150 años Malta formó parte del Imperio Británico, y actualmente el inglés sigue siendo, junto al maltés, el idioma oficial del país. Año tras año son más los jóvenes que eligen este destino para aprender el idioma, ya sea por el excelente clima, por los precios accesibles, por las playas y por el buen ambiente de trabajo que se logra.

9. Visitar el pueblo de pescadores Marsaxlokk

Si bien es posible visitar este pequeño asentamiento cualquier día de la semana, el mayor esplendor está concentrado los domingos a la mañana. El gran atractivo son las embarcaciones tradicionales que se siguen utilizando hasta el día de hoy.

10. Aventurarse en el “Blue Grotto”

Desde el amanecer y hasta la madrugada, la luz del sol se refleja en el agua de una manera mágica, logrando distintas tonalidades de azul que dejan boquiabierto a más de uno.

Opciones para llegar

La forma más pintoresca es en barco desde Sicilia o Pozzallo (Italia). Además de ser un medio de transporte, es un paseo en sí mismo para disfrutar el Mar Mediterráneo. Otros destinos desde los cuales se puede tomar un barco son Livorno, Salerno, Roma, Palermo, Génova o Túnez.

Las aerolíneas que generalmente ofrecen las mejores ofertas desde Europa son Easyjet, Ryanair y Air Malta. Desde Latinoamérica conviene volar a Italia y de ahí tomar un barco, ya que no hay vuelos directos.