fbpx
Conocedores
Close

Diez monumentos naturales que deben visitarse en España

Conocedores.com

10 de mayo de 2019

Un listado de imperdibles atractivos que pueden conocerse en un viaje al país europeo. Islas, cuevas, bosques o acantilados, cualquier opción es buena para disfrutar de estos rincones tan especiales

España, es un país rico en cultura, con un un sinfín de atractivos naturales que todos deberíamos visitar, al menos, una vez en la vida.

Islas, cuevas, bosques o acantilados, cualquier opción es buena para disfrutar de estos rincones tan especiales.

Desde #CONOCEDORES elaboramos un listado de diez monumentos naturales que no deben pasarse por alto a la hora de planificar un viaje al país europeo.

1. Arrecife Barrera de Posidonia

Se ubica en la costa de Roquetas de Mar, Almería. Es un entorno natural único en Andalucía y uno de los pocos que hay en España, donde se pueden encontrar más de 800 especies animales, algunas de valor pesquero como lubinas, doradas, meros o salmonetes.

2. Bosque de La Bañizuela

Está situado en Torredelcampo, Jaén. Destaca por la antigüedad de muchos de sus árboles y arbustos, como los quejigos, el jazmín amarillo o las madreselvas. Posee un árbol singular, el arrayán de La Bañizuela, que sobresale por su gran tamaño.

3. Ciudad Encantada

Ubicada cerca de Valdecabras, Cuenca. Es un paraje único por sus formaciones rocosas calcáreas o calizas. A 1.500 metros de altura y en una amplia zona de pinares, estas formaciones de modelado kárstico se originaron hace unos 90 millones de años. Existe un recorrido de tres kilómetros en el que se encuentran los elementos principales.

4. Cueva de los Murciélagos

A cuatro kilómetros de Zuheros, en Córdoba, localizamos la Cueva de los Murciélagos, una de las más importantes de la región. Recibe su nombre de las diversas especies de murciélagos que todavía la pueblan. En ella se han hallado importantes restos arqueológicos del Neolítico y el Paleolítico Medio y en algunas de sus salas se pueden contemplar bellas formaciones de estalactitas, estalagmitas o gours.

5. Glaciares Pirenaicos

Se extienden por las comarcas de Alto Gállego, Sobrarbe y Ribagorza, en Huesca. Tienen una altitud de entre los 2.700 y los 3.000 metros. En este monumento natural se encuentran montes importantes de la península, como el Posets, Maladeta, Aneto o Monte Perdido.

6. Laguna del Arquillo

Situada en Masegoso, Albacete. Su ubicación aislada y sus aguas, que su color cambia de blanquecino a azul durante el transcurso del día, le confieren un aspecto singular. En ella viven varias especies interesantes, como la rana de San Antonio o el galápago leproso.

7. Los Barruecos

Forman parte del término municipal de Malpartida de Cáceres. Es monumento natural gracias a sus características geológicas y biológicas. El paisaje destaca por sus bolos, unas formas monolíticas globulares de granito. Especies como las tencas, la cigüeña blanca, la nutria, el lagarto ocelado, el águila culebrera o el milano real conviven en la zona.

8. Ojo Guareña

Está compuesto por más de 110 kilómetros de galerías, uno de los más grandes de la península. Ubicado al norte de la provincia de Burgos, en su interior se han encontrado 187 especies de invertebrados, varias de murciélagos y restos arqueológicos de entre el Paleolítico medio y la Edad Media.

9. Playa de Las Catedrales

La playa de Aguas Santas se encuentra en Ribadeo, Lugo. La forma peculiar de sus acantilados ha hecho que se la conozca con el nombre de playa de Las Catedrales. Sus arcos y cuevas se aprecian sólo durante la bajamar, momento en el que se puede acceder a contemplar sus caprichosas formas.

10. Roque Nublo

Es uno de los espacios naturales más emblemáticos de Gran Canaria. Se encuentra dentro del Parque Rural del Nublo, en el centro geográfico de la isla, en el municipio de Tejeda. El roque es de origen volcánico y se eleva 80 metros sobre su base y 1.813 metros sobre el nivel del mar.