Conocedores
Close

9.4

REVIEW Hotel Ígnea: el alojamiento ideal para descubrir Caviahue

Por Juan Chiummiento

10 de julio de 2019

Se trata de uno de los destinos con mayor potencial de la Patagonia argentina. Por su gran diseño y facilidades, el establecimiento ofrece todas las comodidades que el viajero necesita

Para quienes vivimos en zonas donde la nieve sólo se observa a través de una pantallas (cine, televisión o celular, lo mismo da), el encuentro cara a cara con ella siempre resulta un momento mágico. En la pequeña localidad de Caviahue -ubicada a unos 1.500 kilómetros de Buenos Aires, en plena Cordillera de los Andes- esos momentos se repiten a cada paso.

El color blanco cubre toda la villa, incluso envuelve a los vehículos que fueron abandonados a su suerte y que tardarán semanas (¿meses tal vez?) en ser descubiertos.

Para llegar hasta allí es necesario desandar los 50 kilómetros que la unen, a través de la ruta provincial 26, a Loncopué. En el camino, además de apreciar el singular paisaje, es posible visualizar los Riscos Bayos, una formación rocosa que solo se repite en tres partes del mundo.

Una vez en Caviahue, pocas cosas resultan tan fundamentales como elegir dónde descansar. Y aquí la experiencia no deja lugar a dudas: el hotel Ígnea resulta la mejor alternativa.

Con vista franca al lago Agrio, el establecimiento se erige como una de las principales construcciones de la zona, ubicada a 1.600 metros sobre el nivel del mar y emplazada al pie del volcán Copahue.

Tanto el nombre como la arquitectura del hotel no resultan casuales. En realidad, nada lo es. El diseño, la arquitectura y la materialidad del lugar se integran perfectamente a una geografía típica de la cordillera, con afloramientos rocosos, terrazas de basaltos, lagos, cascadas y bosque puro nativo de pehuenes.

Ígnea remite a la energía del fuego y a las rocas de origen volcánico.

El diseño evoca también el entorno, ya que su núcleo central con forma de pirámide triangular trunca e iluminación cenital, remite al volcán Copahue. En tanto, los dos volúmenes laterales (uno de habitaciones y otro de uso compartido) integran el adentro y el afuera, con grandes vistas hacia el lago y la montaña.

En lo que refiere a las habitaciones, el lugar cuenta con cuatro tipos según su superficie: base doble, suite, dúplex y aquellas que son intercomunicadas. La más pequeña dispone de 23 metros cuadrados, en tanto que la última posee el doble.

Todas disponen de un televisor led con servicio de DirecTV, frigobar y jarra eléctrica, entre otras facilidades. Las de mayor categoría cuentan con una pantalla más grande (de 40 pulgadas), baño en suite con hidromasaje y un estar con mobiliario confortable.

En lo que refiere a los espacios comunes, lo destacable es que varios de ellos son lugares totalmente vidriados, los que permiten tener una inmejorable vista al exterior. El hotel también cuenta con un área de juegos, destinada a toda la familia.

En la planta baja, cercano al lobby, puede encontrarse una piscina a pelo de agua con el lago, cuya temperatura siempre oscila entre los 32 y 34 grados centígrados. El relax y el cuidado personal están a la orden del día, ya que desde allí es posible disfrutar de sesiones de masajes para descansar tras una sesión de ski.

El ski es justamente una de las principales razones por la que los viajeros eligen Caviahue como destino de invierno. El cerro cuenta con 13 medios de elevación y 22 pistas en 325 hectáreas de superficie esquiable.

Distante a 1,5 kilómetros del hotel, es posible desandar el camino hasta el centro de ski con un servicio de transporte público que pasa delante del establecimiento. Los huéspedes además cuentan con descuentos en el alquiler de equipos en dos casas de alquiler ubicadas en la aldea.

El último capítulo referente al hotel Ígnea se relaciona con la gastronomía. Existen dos espacios: el pub cafetería 99 Luftballoons, desde donde se ofrece el desayuno, y el restaurante Agrio y Dulce, pensado para satisfacer los gustos de grandes y niños.

Como dato adicional, el hotel trabaja una política ecológica muy decidida, con una planta de tratamiento de residuos cloacales con ozono, recolección selectiva de residuos, programa de utilización de toallas y una sala de máquinas con  única fuente de energía de aprovechamiento eficiente.

Sin lugar a dudas, Caviahue es todo un tesoro para descubrir en el norte de la Patagonia argentina. El hotel Ígnea es, desde luego, el mejor lugar desde donde disfrutarlo.

Overall

9.4

  • 10 Ubicación
  • 9 Espacio en habitaciones
  • 9.5 Decoración / Ambientación
  • 10 Servicio & Amabilidad
  • 9 Velocidad Wi-Fi
  • 9.5 Gastronomía
  • 9 Desayuno
  • 9 Piscina
  • 9.5 Experiencia Personal