fbpx
20/10/20   |   Ciencia & Tecno

La NASA recolecta muestras del asteroide Bennu: transmisión en vivo

Este martes 20 de octubre, la nave robótica OSIRIS-REx desciende a la superficie rocosa del asteroide, recolectará muestras para traer a la Tierra

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

Durante la tarde de este martes 20 de octubre, la NASA recolectará muestras del asteroide Bennu, gracias a la nave robótica OSIRIS-REx, que descenderá en el cuerpo celeste, aterrizando por unos segundos, para luego traerlas a la Tierra, en 2023.

Esta será la primera vez que la NASA tome muestras de un asteroide, que serán traídas de vuelta a la Tierra para su estudio.

La misión realizará el primer intento de contacto y despegue (TAG por sus siglas en inglés) del evento de recolección de muestras. Esta serie de maniobras llevará a la nave hasta el sitio denominado Nightingale (Ruiseñor), un área rocosa de 16 metros de diámetro en el hemisferio norte de Bennu, donde el brazo robótico de muestreo intentará tomar una muestra. El área de Nightingale fue seleccionada como sitio de muestreo principal de la misión porque contiene la mayor cantidad de materia de grano fino sin obstrucciones. Sin embargo, la región está rodeada de rocas del tamaño de edificios. Durante el evento de muestreo, la nave, del tamaño de una camioneta grande, intentará aterrizar en un área del tamaño de unas pocas plazas de aparcamiento y a solo unos pasos de distancia de algunas de estas rocas gigantes.

Durante las 4,5 horas de duración del evento de muestreo, la nave realizará tres maniobras distintas para alcanzar la superficie del asteroide. La secuencia de descenso se iniciará con OSIRIS-REx disparando sus propulsores para una maniobra de salida de la órbita de seguridad a aproximadamente 770 metros de la superficie de Bennu.

Tras un viaje de cuatro horas en trayectoria de descenso, la nave realizará la maniobra «Checkpoint» (o punto de control) a una altitud aproximada de 125 m.

La quema de propulsores ajustará la posición y velocidad de OSIRIS-REx para su descenso abrupto hacia la superficie. Aproximadamente 11 minutos más tarde, la nave realizará la quema del «Matchpoint» (o punto de encuentro) a una altitud aproximada de 54 metros, ralentizando su descenso y apuntando a una trayectoria que coincida con la rotación del asteroide al momento del contacto. La nave descenderá entonces a la superficie, aterrizará por menos de dieciséis segundos y disparará una de sus tres botellas de nitrógeno presurizado. El gas agitará y levantará el material de la superficie de Bennu, que será atrapado en la cabeza colectora de la nave. Tras este breve contacto, la OSIRIS-REx disparará sus propulsores para alejarse de la superficie de Bennu y situarse a una distancia segura del asteroide.

Tras realizar la maniobra de salida de la órbita, la nave ejecutará una secuencia de reconfiguraciones en preparación al muestreo. Primero, OSIRIS-REx extenderá su brazo robótico de muestreo: el mecanismo de adquisición de muestras de contacto y despegue (TAGSAM por sus siglas en ingles), desde su posición plegada de almacenamiento hasta la posición para la recolección de muestras. A continuación, los dos paneles solares de la nave adoptarán una configuración de «ala Y» sobre el cuerpo de la nave, que los sitúa de forma segura hacia arriba y lejos de la superficie del asteroide durante el aterrizaje. Esta configuración también desplaza el centro de gravedad de la nave directamente sobre la cabeza del colector TAGSAM, que es la única parte de la nave espacial que estará en contacto con la superficie de Bennu durante el evento de recolección de muestras.

Debido a que la nave y Bennu se encontrarán a aproximadamente 334 millones de km) de la Tierra durante el TAG, toma alrededor de 18,5 minutos para que la señal viaje de un punto a otro.

OSIRIS-REx colectará al menos 60 gramos del material rocoso de Bennu para traer a la Tierra. Será el mayor retorno de muestras del espacio desde el programa Apolo, y se han desarrollado dos métodos para verificar que la toma de muestras se dio de forma efectiva. El 22 de octubre, la cámara SamCam de OSIRIS-REx tomará imágenes de la cabeza del TAGSAM para verificar que contenga material de la superficie de Bennu. Además, la nave realizará una maniobra de giro el 24 de octubre para determinar la masa del material recolectado. Si estas mediciones indican una recolección exitosa, se tomará la decisión de colocar la muestra en la cápsula de retorno de muestras para su devolución a la Tierra. En caso contrario, la nave lleva a bordo cargas de nitrógeno para dos intentos más. Un intento de TAG en un sitio secundario denominado Osprey se realizará en algún momento después de enero de 2021.

La nave tiene programado partir de Bennu en 2021 y entregará la muestra recolectada a la Tierra el 24 de septiembre de 2023.

Se puede seguir la transmisión en vivo aquí:

Fotografía
NASA

Más por conocer

Featured

Close