Conocedores
Close

La vida en la Tierra desapareció hace 2 mil millones de años

Conocedores.com

5 de septiembre de 2019

Un exceso de oxígeno eliminó casi el 100% de la vida en nuestro planeta, en un evento más catastrófico que el gigante meteorito que cayó en la superficie

Un nuevo estudio acaba de revelar un dato impactante. La vida en la Tierra desapareció por completo hace 2 mil millones de años.

De acuerdo al dossier publicado por científicos de la Universidad de Stanford, una serie de cambios extremos en la atmósfera mataron a casi el 100% de la vida en el planeta.

Los investigadores tomaron muestras de la barita, un mineral de más de 2 mil millones de años, en las islas Belcher, una zona subártica de Canadá.

El estudio se centró en un fenómeno llamado «Gran Evento de Oxidación». Hace miles de millones de años, solo los microorganismos sobrevivieron en la Tierra. Cuando fotosintetizaron, alteraron la composición química de la atmósfera, creando un exceso de oxígeno que finalmente no pudieron mantener.

Los microorganismos agotaron los nutrientes que necesitaban para crear oxígeno, lo que dejó a la atmósfera de la Tierra fuera de lugar. Esto condujo a una «enorme caída» en la biosfera, aunque los científicos no estaban seguros de cuán drástica fue la caída hasta ahora.

Los cálculos del equipo mostraron que entre 80 y 99.5% de los organismos fueron eliminados al final del Gran Evento de Oxidación. Simplemente había demasiados y producían demasiado oxígeno.

¿Cómo estudiaron los investigadores cómo era el mundo antes de que los humanos vivieran en él? Combinaron un modelo de la cantidad de dióxido de carbono y oxígeno que podría haber en la atmósfera y luego se basaron en investigaciones anteriores con sus mediciones químicas de la barita para calcular cuánta vida había en ese momento.

Los hallazgos son más antiguos que la mayoría de la vida en la Tierra, pero hoy son relevantes para el planeta porque la Tierra aún es vulnerable a los cambios atmosféricos.

Los océanos se están calentando, lo que afecta la cantidad de nutrientes que contienen. La escorrentía en los océanos también altera los ecosistemas submarinos, amenazando a los organismos de fotosíntesis que contribuyen con más de la mitad del oxígeno en la atmósfera.