Conocedores
Close

Los diez barrios para visitar en Holanda

Conocedores.com

26 de abril de 2019

Algunos presumen de calles comerciales bulliciosas, otros albergan comunidades creativas y edificios históricos reconvertidos

Sus canales, tulipanes y molinos son algunas de las imágenes tradicionales asociadas a este maravilloso país de Europa. Pero tiene mucho más por ofrecer y por eso, elaboramos un listado de los diez barrios para visitar en Holanda.

Sin dudas, cada una de sus ciudades sorprende el turista con barrios de personalidad única. Algunos presumen de calles comerciales bulliciosas, otros albergan comunidades creativas y edificios históricos reconvertidos.

Lo que los vincula a todos es una mezcla inspiradora de lo antiguo con lo nuevo, con sus habitantes innovadores insuflando nueva vida en sus lugares favoritos de  esta urbe.

1. Katendrecht (Rotterdam)

Desde sus días como el barrio chino de Rotterdam, Katendrecht se ha convertido en un barrio gourmet. Restaurantes innovadores están respondiendo a una creciente demanda de conceptos de comida interesantes, desde pescado y marisco sostenible hasta auténtica comida del Oriente Medio.

También hay tiendas de diseño, anticuarios y delicatesen perfectos para unas compras después de comer o cenar.

2. Zeeheldenkwartier (La Haya)

Es una de las zonas más antiguas de La Haya. Su mezcla de estilos arquitectónicos incluye grandes mansiones así como escaparates modernos. Una mezcla ecléctica de tiendas llena las calles, desde boutiques independientes hasta diseñadores de moda prestigiosos y concept stores.

La proliferación de galerías de arte y tiendas de diseños contribuye al ambiente artístico del barrio, al igual que el mercado semanal en la plaza Prins Hendrikplein. El panorama culinario refleja la diversidad del barrio: tostadores de café especial lindan con restaurantes indonesios y vinotecas de alta gama.

3. Wyck (Maastricht)

Este elegante barrio, ubicado en la ribera oriental del río Mosa, es un hervidero de nuevos restaurantes, tiendas de diseño y galerías.

Los amantes del arte disfrutarán del Museo Bonnefanten, el cual tiene en exposición a maestros antiguos junto con artistas contemporáneos, mientras que el Brouwerij Bosch es un museo dedicado a la elaboración tradicional de la cerveza.

Una vez que las compras te abran el apetito, una amplia gama de restaurantes de lujo satisfarán tus antojos para la merienda, brunch, gastronomía francesa y alta cocina holandesa.

4.NDSM (Amsterdam)

Con su arte callejero colorido, contenedores de transporte transformados en apartamentos y comunidad artística local, este sector tiene un carácter dinámico que atrae a visitantes desde el otro lado del río Ij.

Probablemente se trate de uno de los mejores lugares de Amsterdam para comprar vintage y antigüedades, ya que NDSM alberga el mercadillo IJ-Hallen, uno de los más grandes de Europa.

Los restaurantes del barrio Pllek y Noorderlicht tienen un ambiente playero, complementado por su deliciosa comida y terrazas bañadas por el sol.

5. Strijp-S (Eindhoven)

Antes conocida como la “ciudad prohibida” de Eindhoven, el barrio era una zona industrial a la que sólo podían acceder los empleados de Philips. Desde que la producción de la compañía se trasladó, las fábricas se han reciclado.

El festival de cultura y tecnología STRP se celebra en Strijp-S, y el barrio desempeña también un papel importante durante el Dutch Design Week cada octubre. Las tiendas combinan perfectamente la ropa de calle y la alta costura con el entorno industrial y estética atrevida.

Restaurantes como Radio Royaal también juegan con el maridaje entre la alta cocina y dispositivos de fábricas.

6. Stadhuiskwartier (Utrecht)

Es uno de los barrios favoritos entre los compradores inteligentes en busca de arte y artículos de moda exclusivos. Se pueden empresas familiares y marcas holandesas y escandinavas auténticas, casas de tés especiales y tiendas que venden libros raros y joyas antiguas.

Las calles comerciales están repletas de lugares para desayunar y cafés, muchos de los cuales tienen terrazas amplias para disfrutar de un vaso de vino. Las instituciones culturales como Theater Kikker y Schiller Theater atraen a sus visitantes a pasar la noche.

7. Haarlem

Aunque no es un barrio en su definición tradicional, bien puede sumarse a este listado por ser un apéndice de la capital Amsterdam.

Haarlem fue una ciudad prominente durante el Siglo de Oro holandés y el espíritu comercial sigue presente en sus calles. Las siete arterias alrededor de la plaza Grote Markt son proclamadas a menudo el mejor barrio comercial de Holanda y ofrecen una mezcla de boutiques de diseño y tiendas independientes.

También hay una alta concentración de restaurantes y bares que ofrecen de todo, desde cocina mediterránea hasta tapas, hamburguesas y gastronomía holandesa tradicional. Se puede aprovechar al máximo la arquitectura impresionante de la ciudad pasando una noche en el hotel histórico Brasss Hotel Suites en la plaza Grote Markt.

8. Leeuwarden

Su centro puede verse como uno de esos barrios encantadores, repleto de tiendas, restaurantes y cultura interesantes. Alrededor de las calles Kleine Kerkstraat y Nieuwestad se concentran una selección de tiendas de diseño holandés, tiendas de moda y tiendas efímeras, y, además, también se celebra un mercado semanal delante del Museo Frisón, dedicado a la cultura frisona.

Restaurantes como By Us sirven platos típicos de Frisia, Sems ofrece alta cocina moderna y Leeuwarden Lounge es uno de los lugares favoritos de los habitantes de la ciudad para probar sabores exóticos de oriente. Post-Plaza proponeuna experiencia de lujo para alojarse en la antigua oficina de correos y telégrafos de la ciudad.

9. Oosterpoort (Groninga)

Posee un ambiente animado consecuencia de su población joven, formada en gran parte por estudiantes universitarios.

Siendo muy popular entre parejas jóvenes y creativos, el barrio es el lugar perfecto para pillar unas entradas a un concierto o festival, o para encontrar tesoros vintage en las tiendas y los mercados.

Oosterpoort es tan visualmente interesante como diverso, con arquitectura moderna construida al lado de casas de pescadores típicas. Tiene un entorno cultural floreciente, incluidos el teatro De Oosterpoort, el teatro Stadsschouwburg Groningen y bares en los que se toca música en directo.

10. Klarendal (Arnhem)

En su centro puede encontrarse lo que se conoce como el Modekwartier (distrito de la moda). Como su nombre indica, esta zona es muy popular entre diseñadores y creativos, con casas de moda, galerías y estudios concentrados en más de 60 tiendas, incluidos nombres como Marlies Dinnissen, Mirte Engelhard y Het Paradijs.

La moda y la gastronomía van a la par, y el distrito también presume de cafés y restaurantes impresionantes.

Zuijders Delicatessen y Caspar tienen menús interesantes que ofrecen productos locales, y Sweet Sugar Hill elabora pasteles y postres casi demasiado bonitos como para comer.