Conocedores
Close

Los mejores lugares para visitar en Noruega

Conocedores.com

19 de agosto de 2019

Desde Bergen hasta el Cabo Norte, uno de los países nórdicos más atractivos, lleno de glaciares, montañas, fiordos, auroras boreales y mucho más

Lleno de montañas, glaciares y profundos fiordos, es uno de los países nórdicos más atractivos. Y si bien, la temporada de verano suele ser la más atractiva por el clima, el invierno tiene la magia de las auroras boreales. En #Conocedores, les presentamos los mejores lugares para visitar en Noruega.

1. Bergen

Ciudad natal de Kygo, uno de los productores musicales más famosos del mundo, Bergen suena, sabe y se siente como ningún otro lugar. Su marisco fresco y otras exquisiteces locales encajan bien con una escena artística en ebullición, con numerosos museos y galerías. Las calles de la capital de los fiordos están llenas de casas de maderas propias de un cuento de hadas, con las siete montañas que la rodean como telón de fondo.

El muelle hanseático de Bryggen, de origen medieval, cuenta con una sucesión de 60 edificios históricos. Esto le valió la inclusión en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Algunas de estas estructuras se remontan al siglo XII.

2. Oslo

Oslo fue elegida como la Capital Verde Europea en 2019. En 2018 ya fue incluida en la lista Best in Travel 2018 que elabora Lonely Planet. Muchas cosas están pasando en Oslo, como por ejemplo un despegue gastronómico que la llevó a alcanzar las tres estrellas Michelin a uno de sus restaurantes.

Es una ciudad que respeta la naturaleza, y que apuesta por la arquitectura contemporánea, el arte, los carriles para bicicleta y, por supuesto, los peatones. E, incluso, caminar sobre el techo de la Casa de la Ópera.

3. Las islas Lofoten

Mientras que los fiordos avanzan hacia el interior del continente, Lofoten se extiende como un largo brazo hacia el mar. Las numerosas cumbres montañosas apuntan hacia el cielo ártico como los capiteles de una iglesia. Entre una y otra se pueden encontrar viejas aldeas llenas de pescadores y artistas.

Entre las opciones para hacer, se recomienda probar la comida local elaborada con mariscos o cordero, divertirse en las playas de arena blanca o visitar el Museo Vikingo de Lofotr.

4. Tromsø

Unas cuantas calles principales bastan para darle a Tromsø un ambiente urbano e internacional, pero con un toque polar. Esta ciudad en la península de Tromshalvøya merece su apodo de la capital del Ártico, ya que en ella hay multitud de cosas que ver y hacer. Podremos visitar el centro Polaria, el Museo Polar, o la cervecería local Mack, que data de 1877. O admirar las majestuosas ballenas, el sol de medianoche o las auroras boreales.

Tromsø es la ciudad más grande del norte de Noruega. Sin embargo, las escarpadas montañas que la rodean y los profundos fiordos están tan cerca del centro de la ciudad que uno puede incluso admirarlos desde la calle principal.

5. Flåm

Un viaje en tren de unos 20 kilómetros a través de la montaña nos conduce por los bellos paisajes de la parte interior del fiordo Aurlandsfjord, un brazo del Sognefjord.

Esta es una de las atracciones más populares de toda Noruega y suele recibir una gran cantidad de visitantes. Si se decide ir en primavera, otoño o incluso a principios de verano, habrá menos turistas.

6. Stavanger

El haber sido durante medio siglo la capital noruega del petróleo no le resta encanto a esta ciudad costera. Ni tampoco cambia el hecho de que esta zona albergue algunas de las mejores áreas para practicar senderismo de toda Noruega.

Aquí se pueden admirar la zona del fiordo Lysefjord, o célebres mesetas montañosas como el Preikestolen (también conocida como el Púlpito).

7. Las islas Svalbard

En este enorme conjunto de islas en el extremo más septentrional del continente europeo, la expresión fauna silvestre cobra un nuevo significado. Al mismo tiempo, existe una perfecta organización social. Aquí se puede participar en actividades exóticas en plena naturaleza sin importar la época del año.

La ciudad de Longyearbyen es una pequeña metrópoli, ya que cuenta con excelentes lugares para comer y otros servicios típicos de las grandes urbes.

8. Cabo Norte

Imaginemos un lugar en el extremo norte de la Tierra donde el océano Atlántico se encuentra con el océano Ártico y las frías aguas de ambos se unen. Ese lugar es Nordkapp, o Cabo Norte, al oeste de Finnmark, en el norte de Noruega.

Aquí, el sol no llega a ponerse durante dos meses y medio en verano, entre mediados de mayo y finales de julio. En invierno se pueden explorar los paisajes blancos y estériles con una motonieve. O ir a pescar en el hielo, o pasear con raquetas de nieve, siempre a la búsqueda de las fugaces y tenues auroras boreales.