fbpx
Qué hacer en Coquimbo, en un viaje de 3 días: playa, vinos y estrellas
10/10/19   |   Viajes

Qué hacer en Coquimbo, en un viaje de 3 días: playa, vinos y estrellas

Ubicado a menos de 500 kilómetros de Santiago de Chile, este destino regala a sus visitantes un agradable clima durante todo el año

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

Es una ciudad y una región atractiva en el norte de Chile, limitando al oeste con el Océano Pacífico y al norte con La Serena. Con playas, vinos y astronomía, como algunos de los principales atractivos, presentamos qué hacer en Coquimbo, en un viaje de tres días.

Ubicado a menos de 500 kilómetros de Santiago, este destino regala a sus visitantes un agradable clima durante todo el año, extensas plantaciones de viñedos y frutas, y uno de los cielos más claros del mundo para la observación de las estrellas.

Aquí un itinerario sugerido por Coquimbo:

Día 1: La Serena

Uno de los destinos turísticos favoritos es la ciudad de La Serena y sus alrededores. Sus playas, borde costero adaptado para hacer deportes al aire libre y su gran oferta gastronómica, hacen de esta ciudad un destino fundamental de los que quieren conocer el llamado «norte chico».

Se puede comenzar visitando el conocido Faro Monumental, la gran torre que se eleva como símbolo de la ciudad en uno de los extremos de la Avenida del Mar, un agradable paseo costero que se extiende por algo más de cuatro kilómetros, hasta la ciudad de Coquimbo, con la que La Serena forma una gran conurbación.

Tanto de día como de noche, este es un gran eje de la vida de la ciudad, con sus múltiples edificios de mediana altura que miran a sus 12 playas, además de restaurantes, pubs y discotecas que la hacen atractiva y entretenida para todos.

La ciudad también ofrece uno de los mercados tradicionales más famosos en Chile: La Recova. Aunque de construcción reciente, este mercado ocupa el mismo emplazamiento desde 1795 y es donde en sus inicios se vendían las gallinas y otras aves domésticas, además de otros abastos para la entonces joven ciudad.

En La Recova es imprescindible probar alguna de las delicias hechas con papaya, la fruta tradicional de La Serena, y visitar los variados locales de gastronomía y artesanía que dan color a este mercado.

Por la noche, a un costado del centro histórico de la ciudad, la animación nunca se agota en el Barrio Inglés, cuyo núcleo es la plaza Vicuña Mackenna, y en el que todavía existen varias casas patrimoniales de estilo arquitectónico inglés, construidas a partir del siglo XIX, lo que de su nombre al barrio.

Día 2: El Valle de Elqui, las uvas y estrellas

El valle del Elqui es un espectáculo en sí mismo, tallado profundamente por el río Elqui, antiguamente llamado río Coquimbo. A solo 15 kilómetros de La Serena, el valle comienza a serpentear hacia la Cordillera de Los Andes y es el lugar indicado para comenzar la aventura del segundo día del itinerario.

En este lugar el sol se muestra radiante más de 360 días al año, dando un clima privilegiado que ayuda a lograr una maduración perfecta de las uvas, que producen los mejores piscos y vinos de Chile.

Con uno de los cielos más claros del Hemisferio Sur, diversas organizaciones astronómicas internacionales han instalado aquí sus observatorios en las cumbres de los cerros Pachón y Tololo. Pero también es posible para los aficionados observar por las noches a simple vista o con telescopios menores el espectáculo del cielo.

Las particulares condiciones climáticas del Valle del Elqui, con días soleados y noches frías, además de tierra fértiles y laderas protegidas, hacen de ésta una de las regiones vitivinícolas más septentrionales de Chile.

Además de la tradicional producción de uva pisquera, el cultivo de la cepa Syrah lidera la producción de los vinos tintos, y el Sauvignon Blanc, la de los blancos. Numerosas viñas abren sus puertas a degustaciones y visitas por sus viñedos e instalaciones, que pueden ser recorridas en pocas horas.

La pequeña y soleada ciudad tradicional de Vicuña es la principal ciudad del valle del Elqui. Aquí nació la poetisa chilena Gabriela Mistral, ganadora del Premio Nobel de Literatura el año 1945, y la ciudad cuenta con un interesante museo dedicado a la poetisa, que vale la pena visitar.

Con algo de tiempo adicional, invitamos a conocer el embalse Puclaro, ubicado en medio del valle, para practicar deportes acuáticos como kayak, windsurf, kitesurf y stand up paddle o, simplemente, disfrutar del paisaje tomando el sol en su orilla.

Día 3: Totoralillo, playa y delicias del mar

Para finalizar la incursión en el norte chico, sugerimos terminar el recorrido con un relajante día de playa en Totoralillo, a solo 20 minutos al sur de La Serena.

Este balneario de aproximadamente dos kilómetros de extensión, formado por una pequeña península que se divide en dos playas de arenas blancas, con aguas frescas de color turquesa y enormes rocas que custodian su entrada.

Totoralillo además de ser uno de los secretos mejor guardados de los amantes del sol, es también uno de los centros más importantes para la práctica del surf en Chile, luego de Pichilemu e Iquique. Además, acá se puede practicar buceo recreativo y pesca deportiva, ya que en su aguas abundan corvinas y lenguados.

Y para los amantes del Boulder, también hacia el sur de esta playa se puede practicar esta especialidad. Las formas, techos y problemas de la roca, en distintos niveles de dificultad, generan el deleite de quienes la visitan y no es exagerado decir que la calidad de la roca lo hace uno de los mejores lugares de Chile.

Playa tranquila para pasear y tomar el sol, además de disfrutar de los productos del mar más frescos, que pescadores y mariscadores ofrecen en numerosos puestos en la caleta y que se preparan también en los pequeños restaurantes de la costa, donde se puede degustar los productos marinos directo del mar a tu mesa.

Fotografía
Cortesía Chile.travel

Más por conocer

Featured

Close