fbpx
REVIEW La serie Fundación pudo haber sido la mejor del año: pero no lo fue
20/11/21   |   Series & Películas

REVIEW La serie Fundación pudo haber sido la mejor del año: pero no lo fue

La serie de Apple TV Plus fue otra oportunidad perdida en contar una de las obras de ciencia ficción más exitosas, escrita por Isaac Asimov

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

Los fanáticos de ciencia ficción en general y los de Isaac Asimov en particular esperamos muchos años (décadas) la posibilidad de ver convertidos algunos de los libros del escritor estadounidense en peliculas o series. Hubo dos intentos absolutamente fallidos con «Yo Robot» y «El Hombre del Bicententario» (difícil dedicir cuál fue peor en todo sentido). Sin embargo, cuando Apple TV Plus prometió llevar a su plataforma una de las obras literarias más premiadas, las esperanzas crecieron. La combinación no podía fallar: Apple + Asimov. Sin embargo, la serie Fundación pudo haber sido la mejor del año y estuvo lejos de serlo.

Seguramente quien nunca leyó los libros del autor posiblemente encuentre aspectos menos cuestionables a los que no sólo leímos, sino nos criamos con Asimov. De hecho, incluso podrán disfrutar de la serie de alguna forma. Pero, aún así, la propuesta perdió su oportunidad de ser un faro de ciencia ficción bien contada para ser una nueva propagandística puesta en escena de Hollywood en donde la cuestión racial y de género, estuvo por encima de algo más importante: la Humanidad sin distinción de razas o género. No hay nada más grande a la igualdad, que pensar al ser humano como ser humano. Y tanto franquicias como «Star Trek» o «Star Wars», a las que Asimov aportó con su asesoría o las influenció, eran reales exponentes de diversidad, ya desde sus orígenes en los 60 y 70.

REVIEW La serie Fundación pudo haber sido la mejor del año: pero no lo fue

Si a la radicalizacion que planteaba Y: The Last Man por Hulu y Star Plus, en donde todos los hombres de la Tierra fallecen por causas desconocidas excepto uno, en Fundación no fue necesario un virus para eliminar el protagonismo de los roles masculinos. Sólo un director y guionistas demasiados obsesionados por hacer una política que atrasa y que no iguala, que por contar una historia.

Por otro lado, muchos justifican algunas fallas de la serie debido a la complejidad de la saga literaria. Pero lejos de ser una razón.

Fundación comienza mezclando los géneros y razas de los personajes, se equivoca en ubicarlos en la temporalidad correcta, aparecen sucesos ridículos como los emperadores clonados, la historia tiene un ritmo extremadamente lento y se pierden 10 horas (o sea, 5 películas de dos horas cada una), en dar una introducción a lo que es la psicohistoria que podría haber funcionado mucho mejor.

REVIEW La serie Fundación pudo haber sido la mejor del año: pero no lo fue

La serie mezcla sucesos de los libros Preludio a la Fundación y Hacia la Fundación con los de Fundación. Y si el objetivo es armar una serie de ocho temporadas como se promete, se podría haber aprovechado la primera en contar lo que sucede en las dos precuelas.

¿Por qué la serie Fundación pudo haber sido la mejor del año pero no lo fue?

1. En primer lugar, el cambio de género y raza trasciende la política y es un insulto al escritor y a los lectores. Eto Demerzel es un robot humanoide con forma de hombre, representando a un hombre y no a una mujer.

2. Eto Demerzel tiene una estrecha relación con Hari Seldon. Su vínculo comienza cuando bajo el pseudónimo de Chetter Hummin, lo ayuda a empezar a darle forma a la psicohistoria, llevándolo por distintas regiones de Trantor para «protegerlo» de adversarios que quisieran apoderarse de la ciencia que permitiría descifrar o predecir el futuro de la Humanidad.

3. Eto Demerzel es quien le presenta a Dors Venabili, otra robot, en este caso mujer (aunque Seldon al principio no sabía que se trataba de un robot) para que lo ayude y también lo proteja de los enemigos. Luego, Dors se terminaría convirtiendo en la esposa de Hari.

4. Cuando Chetter Hummin le revela a Seldon que es Eto Demerzel, el primer ministro de Cleon, no sólo siguen fortaleciendo su relación, sino que termina convirtiendo al propio Hari en primer ministro de Cleon. ¿Se van viendo ya las diferencias entre la serie y el libro? Son enormes.

5. Raych Seldon fue rescatado por Hari en uno de sus viajes por el planeta y se terminaría convirtiendo en su hijo adoptivo. Jamás pudo asesinarlo porque falleció cuando escapó de Trantor en el medio de una revuelta del planeta junto a su esposa Manella Seldon. La relación de Raych con Gaal Dornick, por tanto, es imposible que haya tenido lugar, porque nunca compartieron el mismo espacio – tiempo.

6. Seldon no convence a Cleon de llevar la biblioteca galática a Términus. Tanto Cleon como Eto (por distintas razones) ya habían desaparecido para ese entonces y quien estaba en el poder era una suerte de milicia.

7. La biblioteca galáctica en Términus no era un objeto extraño que flotaba en el aire sino, realmente era una biblioteca en el formato «tradicional» de edificio en donde las personas se reunían, para esperar los mensajes de Seldon (una vez fallecido) en donde daba las instrucciones o indicaciones en relaciones a las futuras crisis galácticas.

8. Así como Eto era un hombre, Gaal y Hardin también lo eran. No se entiende por qué se cambió roles masculinos por femeninos. Raych, en los libros era un joven bajo con bigote (Asimov se caracterizaba por explicar y contar cómo eran los personajes en cada una de sus historias), y aquí lo vimos como un hombre moreno alto y musculoso, sin bigote. Sin explicación.

9. Eto nunca apareció en los libros originales de Fundación, ya que el personaje se sumó más adelante en las precuelas que Asimov escribió en los 80 y 90, cuando comenzó a unir la Serie de los Robots con la Serie de la Fundación.

10. Eto, cuyo verdadero nombre era R. Daneel Olivaw, es, en realidad el real salvador de la Humanidad, lejos del personaje distante, frío e insípido que le dieron en la serie. Otra ofensa no sólo a la Fundación sino a toda la historia literaria de ciencia ficción de Asimov.

Fundación es una serie que pudo haber sido la mejor del año porque Apple TV Plus tenía el presupuesto y el tiempo para hacer un trabajo digno. Si bien la producción es impecable, con efectos especiales imposibles de encontrar en otra plataforma, sorprende que una compañía obsesionada por los detalles, haya dejado pasar tantos (y estamos nombrando sólo algunos), para convertirse en una máquina de propaganda política, para mostrar una diversidad forzada, al igual que en sus últimas keynotes. Todo forzado y no real.

La primera temporada se podría haber centrado en las precuelas, o en una de ellas, y luego continuar con Fundación en la segunda temporada, para seguir con relatos atractivos, incluyendo a la Segunda Fundación, la aparición de El Mulo que alteró todos los planes de la psicohistoria y de la Fundación, y, por supuesto, mucho más. Atractivos que podrían haber incluido a un montón de personajes femeninos protagonistas, sin necesidad de alterar la historia.

Fundación, además, cometió a lo largo de sus diez episodios, el mismo error que tienen la gran mayoría de las series de Apple. La lentitud en los relatos, que las convierten en demasiado aburridas, con duraciones estiradas. Si pensamos que la TV tradicional hacía / hace serie de 42 minutos aproximadamente (para completar con 18 de publicidad) y tener franjas de una hora, Apple TV Plus no tiene la necesidad de hacer capítulos de una hora, porque no hay grillas que llenar. Y los capítulos pueden durar mucho menos, con escenas más cortas. 40 minutos, es un tiempo más que prudencial para un episodio.

REVIEW La serie Fundación pudo haber sido la mejor del año: pero no lo fue

Podríamos hablar maravillas de los efectos especiales, de la cinematografía, de la banda de sonido, de la iluminación y del manejo de cámaras. Pero todo eso se pierde, en una historia que no debería llamarse Fundación y en un relato extremadamente tedioso.

Para los fans de Asimov, es otra oportunidad perdida. Tras la caricaturesca «El Hombre Bicentenario» y la ridícula y bizarra «Yo, Robot», que ni siquiera pudo respetar las Leyes de la Robótica, Fundación es otro traspié para los que buscamos algunas de las mejores novelas de ciencia ficción de la historia, llevadas a la pantalla. Quizás, sea hora de que tome la posta, alguien con el expertise de verdaderos storytellers como J.J. Abrams, Steven Spielberg, Robert Zemeckis, James Cameron o Christopher Nolan, para este tipo de apuestas sci-fi. Para una serie como Fundación, hacía/hace falta un nombre de esa talla por detrás.

Fotografía
Apple TV Plus

Más por conocer

Featured

Close