fbpx
07/03/21   |   Series & Películas

REVIEW Raya y el Último Dragón: la mejor película para ver hoy

La película de animación ya esta en los cines y en simultáneo por Disney Plus, que llega en un momento más que oportuno de la humanidad

Norberto Sica Redacción
Norberto Sica

Steven Spielberg decía que «estoy dispuesto a ser adulto, con la única condición de conservar mi pasaporte a la niñez». Raya y el Último Dragón, la nueva película de Disney nos permite a los más grandes usar ese pasaporte para viajar a la inocencia y a los valores más puros de la infancia y recrearnos durante poco más de una hora y media con una propuesta de animación (disponible tanto en cines como en Disney Plus) que no pudo haber caído en un momento mejor.

Desde su cinematografía obsesiva cuidada al detalle, en donde hay primeros planos que pueden llegar a confundir si lo que estamos viendo es una animación o una película con personajes reales, a la elección de una amplia paleta de colores, que permiten sobrepasar la barrera del 2D tradicional.

En los últimos años, muchos títulos tienen a las heroínas en sus roles protagónicos. Pero en este caso, Disney fue un paso más, y casi la totalidad de los papeles principales son representados por mujeres: desde la propia Raya, hasta su némesis, pasando claro por la adorable Sisu, la última dragona.

La historia es sencilla: hay buenos, hay malos, hay misterios, hay risas y hay un final que uno ya presume. Pero lo que importa son el contexto, los detalles y las formas.

Sin dudas, «Raya y el Último Dragón» (¿o deberíamos decir última dragona?), llega en un momento de distopía. De hecho, la palabra aparece al comienzo del film. La RAE define al término como una «representación ficticia de una sociedad futura de características negativas causantes de la alienación humana».

Raya vive en un mundo que en algún momento se conoció como Kumandra, en donde los humanos y dragones vivían en armonía. De hecho, los dragones eran los que llevaban la paz, la riqueza y el bienestar a sus habitantes. Sin embargo, la aparición de unos seres malignos llamados Druun (una peste que convertía en piedra todo lo que tocaba), destruyeron casi toda la civilización, que pudo ser salvada milagrosamente tras el sacrificio de los dragones.

Pero a pesar de su entrega, el mundo no volvió a ser igual, y quedó separado en cinco tribus que recibieron el nombre de una parte del cuerpo de un dragón: Corazón, Colmillo, Columna, Cola y Garra.

El papá de Raya, intenta tras años de luchas y divisiones entre los pueblos, la reunificación de Kumandra, pero no lo consigue y tras una traición los Druun vuelven a tomar el control y es allí donde esta adolescente, luego convertida en joven, se propone encontrar al último dragón y cumplir el deseo de su padre.

Hay mucho humor sano y transparente, hay personajes adorables (empezando por Sisu), hay paisajes del sudeste asiático que nos dan muchas más ganas de conocer y, por sobre todo, hay mucha hidalguía y nobleza en el relato.

Woody Allen decía irónicamente que la «subjetividad es objetiva». Como toda crítica tiene mucho de subjetividad. Pero en un mundo hoy atravesado por uno de sus momentos más complejos, «Raya y el Último Dragón» trae luz a la distopía, para convertir lo utópico en realidad. Y eso, es objetivo.

Cheers.

Clic aquí para ver Raya y el Último Dragón en Disney Plus.

overall 9.6
  • 10
    Cinematografía
  • 10
    Animación
  • 9.5
    Guión
  • 9
    Banda de Sonido
Fotografía
Disney

Más por conocer

Featured

Close