fbpx
08/03/21   |   Series & Películas

REVIEW Tenet: la película de la que todos hablan y que hay que ver

Dirigida y escrita por Christopher Nolan, es posiblemente lo mejor del cine para ver (en mucho tiempo) y una obra maestra cinematográfica

Norberto Sica Redacción
Norberto Sica

Tenet es la película de la que todos hablan desde que Christopher Nolan, su director y guionista, presentó el primer trailer y, mucho más desde que llegó a los cines (en donde pudo estrenarse). Para muchos, es una producción compleja, difícil de entender y que requiere verla más de una vez. Para otros, como en mi caso, el film es impecable desde cualquiera de sus aristas, y la única razón para volverla a ver, es simplemente porque se trata de una obra maestra a la que hay que admirar una y otra vez.

La primera vez que escuché el término «entropía» fue durante mi adolescencia. La biblioteca de la familia estaba plagada de libros, muchos de ellos de ciencia ficción. Y uno de ellos, tenía un cuento corto de Isaac Asimov llamado «La Última Pregunta», que con los años descubrí que era su favorito. El relato planteaba el interrogante de si es posible revertir la entropía. Explicar el concepto ya de por sí es complicado, pero durante el cuento dos de los protagonistas lo expresaban así: «¿Podrá la humanidad algún día, sin el gasto neto de energía, devolver al Sol toda su juventud aún después que haya muerto de viejo? O tal vez podría reducirse a una pregunta más simple, como ésta: ¿Cómo puede disminuirse masivamente la cantidad neta de entropía del universo?».

Nolan pone a la entropía como el eje central de Tenet haciendo foco en la inversión temporal, en una novela que es pura ciencia ficción (léase y remarco una vez más este punto ciencia + ficción) combinada con un thriller al mejor estilo de las últimas entregas de James Bond.

Es imposible olvidarnos de toda la trayectoria del director para llegar a este punto. Muchos pensarán en «Memento» o en «El Origen» (Inception), pero el también director de la saga de «El Caballero de la Noche», tiene muy claro como hacer lucir la historia y sus protagonistas.

Hay muchas características que son fácilmente identificables en una producción con el sello de Nolan, empezando por su cinematografía sofisticadamente impecable, su manejo de cámaras superlativo y su apuesta a que todo se vea lo más real posible, aún en situaciones en la que uno dice «Ok. Esto no puede ser cierto», como cuando estrella literalmente un avión Boeing 747 (de verdad) contra el hangar de un aeropuerto (de verdad).

La película comienza -como casi todas las películas del inglés- con una gran escena inicial de mucha acción. Un grupo de terroristas quiere hacer explotar un teatro en donde está a punto de comenzar una opera, para ocultar la intención de robar un objeto preciado, que podría dar origen a la Tercera Guerra Mundial.

Allí aparece por primera vez, el protagonista principal, John David Washington, quien buscará salvar la situación, aunque luego deberá pasar una suerte de test para comprobar su lealtad, algo que le lleva a perder sus dientes e incluso intentar suicidarse.

Esta no es una review para contar cada escena de la historia y detallar cómo evoluciona. Es decir, el objetivo es ser lo más spoilers-free posible y dar la visión de por qué es materia obligada ver Tenet.

En primer lugar, es un espectáculo visual que difícilmente se repita. Los efectos especiales son muchos, pero mínimos al mismo tiempo. Porque Nolan evita al máximo hacer uso de la tecnología CGI con el objetivo de que todo se vea natural.

Los escenarios naturales elegidos se alejan de lo convencional. No veremos el Central Park o París, sino Estonia, Dinamarca, Finlandia, la India, la costa Amalfitana y Noruega. Tampoco tendremos escenas innecesarias ni forzadas.

La cámara sabrá jugar con mostrar paisajes soñados o en detenerse en pequeños detalles que refuerzan el relato.

Junto a John David Washington, aparecen en los roles principales Robert Pattinson, Elizabeth Debicki, Michael Caine y Kenneth Branagh.

Tenet es una película que requiere atención constante. Dos horas y media para dejar el celular de lado y sumergirse en un mundo de un relato perfecto, de una historia original y de escenas visualmente únicas.

¿Qué pasa con la entropía? No les podemos contar el final, pero sí podemos recomendarles leer «La Última Pregunta» de Asimov con un sólo consejo. Es un cuerto corto, de unos 10/15 minutos de lectura ligera. Pero bajo ningún concepto, hay que leer la oración final, hasta que se llegue a ese punto.

No estaremos ante una posible Tercera Guerra Mundial, pero si frente al final o no de la Humanidad.

Hágase la luz.

overall 10.0
  • 10
    Dirección
  • 10
    Producción
  • 10
    Cinematografía
  • 10
    Actuaciones
  • 10
    Efectos Especiales
  • 10
    Guión Original
Fotografía
Warner Bros.

Más por conocer

Featured

Close