Conocedores
Close

Así es el Monumento a la Revolución Mexicana: imágenes

Conocedores.com

21 de marzo de 2019

La imponente estructura en el corazón de la Ciudad de México, es uno de los atractivos de la capital del país, que además cuenta con un atractivo mirador panorámico

Obra del arquitecto Carlos Obregón Santacilia, pionero de la arquitectura modernista, el Monumento a la Revolución Mexicana (MRM) es un punto de referencia en el conjunto denominado Plaza de la República, uno de los espacios públicos más reconocidos en México, en el que se fusionan la expresiones contemporáneas del arte, la cultura y la vitalidad urbana con uno de los proyectos de recuperación del patrimonio histórico más importante de la última década.

Así es el Monumento a la Revolución Mexicana: imágenes 1

La edificación dedicada a la “Revolución de ayer, de hoy, de mañana, de siempre” es uno de los emblemas de la Ciudad de México, que en años recientes se revitalizó para ofrecer a los visitantes una experiencia que va más allá de la preservación de un legado, pues se ha enfocado transformando completamente su entorno y los servicios que se disponen para el disfrute del visitante.

Así es el Monumento a la Revolución Mexicana: imágenes 2

Destino imprescindible en un recorrido por el corazón de la ciudad, se ha convertido una sorpresa para quién se encuentra con él, ya que es posible apreciar una vista panorámica desde que se asciende en su elevador de paredes de vidrio hasta llegar al mirador, ubicado a más de 52 metros de altura para realizar un recorrido de 360 grados y, posteriormente, subir hasta la linternilla, su punto más alto a 65.7 metros.

Así es el Monumento a la Revolución Mexicana: imágenes 3

Sus antecedentes se remontan a los tiempos de Porfirio Díaz, cuando fue comisionado al arquitecto francés Émile Bénard el proyecto del Palacio Legislativo. La estructura original del llamado Salón de los Pasos Perdidos, cuya construcción comenzó en 1905, estuvo abandonada durante décadas hasta que, en 1933, Carlos Obregón Santacilia lo retomó para concebir el Monumento a la Revolución y el mausoleo donde permanecen los restos de Francisco I. Madero, Venustiano Carranza, Francisco Villa, Plutarco Elías Calles y el ex presidente Lázaro Cárdenas.

El carácter estético del museo se define a través de rasgos que retoman el estilo Art Déco y se fusionan con elementos de la tradición escultórica y arquitectónica de las culturas antiguas de México.

La edificación complementa su propuesta plástica con la colaboración del escultor Oliverio Martínez, cuyos conjuntos coronan las cuatro columnas de la estructura y que son una alegoría a la Independencia y las leyes de Reforma, Agraria y Obrera.