fbpx
06/06/16   |  

Con un iPhone 7 sin inspiración, Apple se encamina a otro año de transición

La compañía parece que hará de 2016, un nuevo año sin grandes novedades

Norberto Sica Redacción
Norberto Sica

Al terminar 2015, dos de los principales portales especializados en tecnología The Verge y Gizmodo, repasaron con cierta similitud cómo había sido el año para Apple en términos de lanzamientos de productos.

Bajo el título “Everything Apple Introduced This Year Kinda Sucked” (Todo lo que Apple presentó este año apestó”, el sitio analizó cada uno de los nuevos gadgets, desde la ultra delgada MacBook de 12 pulgadas hasta el iPhone 6s con su relativamente “inútil” tecnología 3D Touch, que poca utilidad tiene en la vida cotidiana diaria, y a la que la propia compañía no le dio la relevancia esperada en sus propias aplicaciones.

The Verge intentó ser más diplomático y su nota llevaba como nombre “2015: Apple’s year in beta” (El Año en Beta de Apple) y la bajada “Todo necesita más foco y más tiempo”.

Los analistas y los más fieles seguidores de la firma de la manzana vienen indicando hace al menos dos años, la falta de innovación de Apple. Tim Cook, como CEO, está lejos de la capacidad obsesiva de Steve Jobs de presentar productos revolucionarios y, tras el envión que dejó el fundador de la empresa, parece estar perdiendo vuelo.

Este año, por primera vez, Apple presentó resultados negativos para el iPhone, el iPad y sus computadoras Mac. Y de hecho, según anticipó el propio Cook, la situación no mejorará en los próximos meses.

El CEO responsabilizó en parte a la situación económica global, especialmente la de China, y a una saturación del mercado de los smartphones.

Pero para este año, cuando se esperaba un salto cualitativo del iPhone, con la llegada del iPhone 7, los rumores parecen indicar que no habrá una revolución y tendremos otro año beta, con un diseño similar a los iPhone 6/6s, los más criticados en la historia.

Resulta difícil entender como Apple pasó de ser una compañía innovadora cuando estaba en aprietos financieros, a una firma sin iniciativa, cuando tiene suficiente dinero en efectivo como para comprar a varias empresas del sector.

El 13 de junio, arranca la Conferencia para Desarrolladores (WWDC) y si bien el foco siempre estuvo puesto en el software, en ocasiones Apple dio sorpresas con algunos productos de hardware. De hecho, se esperaba una renovación de la MacBook Pro y de la MacBook Air, a la que no se le ha dado demasiada relevancia en el último tiempo. Pero son sólo deseos.

Cook y su equipo parece que no están dispuestos a escuchar.  Quizás, si los números siguen siendo negativos, tendremos alguna novedad para 2017. Pero 2016, parece que será otro año de transición.

Informe y fotografía
Norberto Sica

Más por conocer

Close