Conocedores
Close

Nueva Zelanda podría multarnos con US$ 3 mil si no desbloqueamos el teléfono

05/10/2018

Una nueva medida de seguridad que genera polémica sobre la privacidad

Nuestro teléfono puede reflejar todo. Nuestros contactos, nuestro trabajo, nuestras fotos personales y mucho más. Por eso, los encargados de la seguridad de un lugar o país saben que el dispositivo es clave.

Los viajeros que viajen a Nueva Zelanda podrían tener que pagar multas superiores a los US$ 3.000 si se niegan a revelar las contraseñas de sus dispositivos para que sean desbloqueados.

Esto no implica que todos debamos hacerlo al entrar a Nueva Zelanda, pero sí en caso que se nos considere sospechosos, podría suceder.

Según la nueva Ley de Aduanas, los funcionarios tienen el derecho a exigir que quienes llegan al país desbloqueen sus teléfonos, y quienes se nieguen pueden tener multas que superan los US$ 3.000.

Está claro que tiene que haber una sospecha fundada para que se nos solicite esto, e independientemente de ello, la medida genera polémica por la privacidad.

La incomodidad de exigirnos desbloquear un teléfono y mostrar nuestra información privada ha quedado en la polémica, tanto como cuando Estados Unidos comenzó a pedir las redes sociales de quienes viajan.

La medida en Nueva Zelanda es nueva y es el primer país que puede exigir eso en la frontera, y veremos cómo evoluciona y si alguno más decide sumarse a la tendencia.