fbpx
Conocedores
Close

9.1

REVIEW Delano Miami: el clásico e ineludible hotel en South Beach

Por Norberto Sica

30 de octubre de 2019

Es uno de esos hoteles ideales para los que buscan diversión, excelente gastronomía, entretenimiento y el espíritu de Miami en su estado puro

Cuando pensamos en un hotel en Miami en la zona de South Beach, posiblemente el primer nombre que nos venga a nuestra mente es Delano, que cuando abrió sus puertas en 1995, le dio inicio a un período de reinvención para la icónica Collins Avenue con la introducción del primer resort boutique frente al mar.

Con vistas magníficas de la playa y las aguas turquesas, está a solo una cuadra, de otra referencial calle de la ciudad: Lincoln Road, con su zona peatonal y locales de marcas de consumo masivo, que van desde Zara, a Armani Exchange, Apple o Scotch & Soda, y a una infinidad de bares y restaurantes.

El estilo y decoración de Delano es una fusión de sofisticación y minimalismo.

Las distintas áreas del lobby, originalmente diseñado por Phillipe Starck, e inspirados en «Alicia en el País de las Maravillas» cuenta con una una impresionante colección internacional de muebles y objetos, que incluye obras de artistas de renombre como Antoni Gaudí, Salvador Dalí y Mark Newson.

El vestíbulo nos presenta una arquitectura de techos altos, acompañada de cortinas blancas y columnas que crean viñetas sobre lujosos pisos de madera.

Cada una de sus más de 190 habitaciones nos ofrece una decoración impecable. La utilización del blanco tanto en los muebles, como en las paredes, cortinas, accesorios, macetas y almohadas, da una sensación de relax y pureza, que nos hace recordar la escena final de 2001, Odisea del Espacio, y una clara representación de que menos es más.

Esto no quiere decir que las habitaciones no estén llenas de sorpresas como amplios placares, detalles en colores verdes o divertidos wardrobes en donde encontraremos un frigobar y productos para degustar.

El cuarto en el que nos alojamos contaba con dos baños, dos placares, y un pequeño balcón, con vista directa a la playa y al mar.

Además de su ubicación y su decoración, hay otros aspectos que hacen de Delano un clásico. Por un lado, su impresionante piscina de borde infinito, en una suerte de gran patio trasero, con árboles y palmeras, con cabañas, reposeras y un animado bar como una de sus atracciones centrales.

Por otro, la gastronomía, ofrece varias opciones entre las que se destaca Leynia, que se pronuncia como leña, en español, y con el sello del argentino José Icardi. El nombre del restaurante es un juego de palabras/pronunciación, que da cuenta del espíritu que el chef impuso en el menú, con auténticos cortes de parrilla argentina, combinando platos y sabores japoneses.

Los huéspedes recibimos las comidas y bebidas a través de bicicletas itinerantes importadas directamente de Argentina. Todos los platos se sirven al estilo familiar y entre los favoritos, podemos encontrar pulpo a la parrilla, empanadas de choclo y el clásico churrasco o una pizza de atún rojo.

Y Leynia también es el lugar donde se sirven los desayunos de cada mañana.

Si pensamos en gastronomía, desde el Rose Bar del lobby hasta el Delano Beach Club de la piscina, los espacios públicos del hotel son siempre una animada escena social, con propuestas variadas.

Y dentro de sus ecléctica y lúdicas opciones, se suman un fitness center con máquinas TechnoGym y un spa con distintas opciones de tratamiento.

Delano es uno de esos hoteles ideales para los que buscan diversión, entretenimiento y el espíritu de Miami en su estado puro, con un toque de refinamiento.

Overall

9.1

  • 10 Ubicación
  • 10 Vistas Panorámicas
  • 9.5 Decoración & Ambientación
  • 9 Espacio en Habitaciones
  • 9 Layout & Confort
  • 9.5 Gastronomía
  • 9 Fitness Center
  • 9.5 Piscina
  • 9 Velocidad Wi-Fi
  • 8.5 Servicio
  • 8.5 Amabilidad
  • 8 Experiencia Personal