fbpx
01/08/20   |   Ciencia & Tecno

¿Sólo se pueden ver eclipses en la Tierra? Hay planetas en donde no

Hay dos planetas del Sistema Solar en donde no se registran eclipses y en uno donde sólo hay parciales. ¿Qué diferencia hay entre un eclipse solar y uno lunar?

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

Los eclipses son uno de los fenómenos más atractivos para observar, especialmente cuando las condiciones climáticas acompañan. ¿Pero sólo se pueden ver eclipses en la Tierra?

Un eclipse se produce cuando un planeta o una luna se interpone en el camino de la luz del Sol. Aquí en la Tierra, podemos experimentar dos clases de eclipses: eclipses solares y eclipses lunares.

Pero en muchos otros planetas del Sistema Solar se registran eclipses. Los gigantes gaseosos como Júpiter o Saturno que tienen muchas lunas, son más que habituales.

Sin embargo, hay dos planetas en donde no hay eclipses, porque carecen de satélites naturales: Mercurio y Venus.

Aunque no tienen eclipses, sí se puede observar cómo estos planetas se interponen entre la Tierra y el Sol, lo que se denomina tránsito astronómico.

Y en Marte, sí hay eclipses, pero son parciales, porque sus satélites no tienen el suficiente tamaño (en perspectiva) para cubrir el disco solar.

En la Tierra un eclipse solar se produce cuando desde la perspectiva de nuestro planeta, la Luna pasa por delante del Sol. Puede ser parcial si tapa solo una parte del Sol y total si lo cubre completamente. Un eclipse de Sol total es un evento natural extraordinario que implica que en pleno día caiga la noche de golpe. Lo más impresionante es que se puede observar la corona del Sol, que es la parte externa de la atmosfera solar, que en otras condiciones resulta imposible poder ver.

En cuanto a los eclipses lunares, se producen alrededor de dos veces al año, pero no todos ellos son totales. Existen tres tipos de eclipses:

Un eclipse penumbral se produce cuando la Luna pasa a través de la pálida periferia de la sombra de la Tierra. Es tan sutil que los observadores del cielo con frecuencia no notan que está ocurriendo un eclipse.

Un eclipse parcial es más dramático. La Luna se sumerge en el centro de la sombra de la Tierra pero no en su totalidad; de modo que únicamente se oscurece una fracción de la Luna.

Un eclipse total es el mejor de todos; tiene lugar cuando toda la Luna queda en sombras. La cara de la Luna se torna roja como el atardecer durante una hora o más, mientras el eclipse se desarrolla lentamente.

Fotografía
Thomas Budach vía Pixabay

Más por conocer

Close