fbpx
Twitter y su logo: el mal manejo de las redes sociales
26/07/16   |  

Twitter y su logo: el mal manejo de las redes sociales

A varios años de la implementación de su nueva imagen, muchas empresas aún no actualizaron el diseño de la red de microblogging

Norberto Sica Redacción
Norberto Sica

Cuando una empresa cambia su imagen/logotipo, su aplicación a veces puede llevar un tiempo cuando la misma está relacionada a impresiones físicas. Por ejemplo, un cartel en vía pública, folletería, papelería institucional o la rotulación en vehículos.

Sin embargo, Internet brinda una posibilidad de adaptación casi en tiempo real, debido a que modificar el logo viejo por el nuevo, requiere de un mínimo (ínfimo) cambio de código de programación o aplicación de un archivo de imagen.

A mediados de 2012, Twitter renovó su imagen basada en un diseño más simple y puro, prescindiendo de los textos y, específicamente, de la letra “t” minúscula como así también de ligeros cambios en el pájaro celeste.

El rebranding del ícono no significó una gran modificación visual, pero sí mantiene los principios del diseño que busca mostrar interfaces más limpias al ojo del navegante.

En el manual de marca de Twitter, se especifica claramente que no se deberá utilizar más la letra «t» minúscula para referirse al servicio de microblogging.

Sorprende que a tres años, empresas de renombre internacional, organismos públicos, ONG y hasta firmas o instituciones vinculadas con Internet aún sigan utilizando el viejo logotipo.

Quizás uno de los casos más emblemáticos y paradójicos sea el sitio de registro de dominios de Internet de Argentina (NIC.AR), que tiene en su home page la letra “t” minúscula. Hace más de un año, envié tuits al respecto, pero no hubo respuesta, como ausentes de la realidad del sector en el que trabajan.

También se puede encontrar el mismo caso en la web del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) o en el de la Prefectura Naval Argentina. Incluso la aerolínea LAN en algunas páginas internas, también comete el mismo error, y lo mismo ocurre con TAM, ambas del mismo grupo. Situación similar se puede apreciar en varios medios de comunicación, entre ellos, el diario Crónica.

El desarrollo y mantenimiento de una web, está controlado por diseñadores, programadores y Community Managers. Llama mucho la atención que a pesar de la masificación de Twitter y de la gran cantidad de actores involucrados, aún no se hayan adaptado a un cambio, que requiere no más de cinco minutos de atención.

Por Norberto Sica (Seguir en Twitter)

Informe y fotografía
Norberto Sica

Más por conocer

Featured

Close