fbpx
Conocedores
Close

Vacaciones en Colombia: cuatro destinos para glampling de lujo

Conocedores.com

30 de septiembre de 2019

Lugares como el Desierto de la Tatacoa, Guasca, Suesca e islas privadas para unas vacaciones de lujo de sol y playa

Pasar unas vacaciones en Colombia nos da la oportunidad de conocer de cerca lugares increíbles, tener experiencias culturales únicas y entender por qué cada vez más personas visitan este país latinoamericana, que, también tiene destinos pensados para los que buscan opciones de glamping, para un descanso de lujo, en pleno contacto con la naturaleza.

Aquí, les presentamos cuatro destinos para no perder:

Desierto de la Tatacoa, Huila (foto principal)

El Desierto de la Tatacoa, con sus tonos rojizos y ocres, es uno de los sitios turísticos en Colombia para vivir la experiencia del glamping gracias a Bethel Bio Luxury Hotel.

El complejo cuenta con tres tipos de alojamientos, cada uno único a su manera: el Bio Egg, un espacio inspirado en los dinosaurios en forma de huevo gigante que cuenta con una terraza para ver los más de 5 millones de estrellas que adornan las noches en el Desierto de la Tatacoa; la Casa Bethel, una construcción de madera de alrededor de 100 años; y el Glamping tradicional, una cabaña en la mitad del desierto con una terraza privada donde podrás encontrarte con las estrellas.

Entre las actividades que se pueden realizar en este lugar se encuentran cabalgatas, masajes relajantes, caminatas astronómicas en pareja, recorridos en bicicleta o cuatrimoto, y visitas al Observatorio Astronómico de la Tatacoa (OATA).

Suesca, Cundinamarca

“Los socios del proyecto querían poder tener un lugar en donde los turistas pudieran estar en contacto con la naturaleza, y compartir experiencias de montaña. Cuando se arrancó el proyecto no existían lugares lo suficientemente cómodos, como para alojar huéspedes y ofrecerles una alta calidad en su alojamiento, por eso se pensó en un glamping, teniendo en cuenta que era una de las maneras que generaría menor impacto al medio ambiente”, afirmó Manuel Rosas, gerente de Niddo, un glamping en Suesca donde se mezclan la naturaleza, el descanso y la desconexión.

En total son 10 unidades o “Nidos” que cuentan con todas las comodidades, incluyendo camas con sábanas de 300 hilos, un calefactor de ambiente, estación de bebidas calientes y baño privado.

Niddo está pensado para disfrutar de la belleza natural de la región. Por eso, alojarse en este lugar, permite participar de un gran número de experiencias. Entre ellas se destacan clases de yoga en medio del bosque, recorridos de espeleología, caminatas por senderos ecológicos exclusivos, una pista privada para practicar ciclomontañismo y un nido de masajes con todos los servicios de un spa de lujo.

Guasca, Cundinamarca

Otro de los destinos para unas vacaciones de lujo diferentes es el municipio de Guasca, un lugar con alta demanda por su oferta de turismo de naturaleza y aventura y su cercanía a Bogotá.

Allí se encuentran varios hospedajes tipo glamping. Dos de los más representativos son Maloca y El Monte Teepe, los cuales están rodeados de un bosque nativo que invita al descanso y la desconexión.

La infraestructura de Maloca está pensada para dartunas vacaciones de ensueño. Por eso, entre los servicios y actividades que ofrece este lugar se encuentran fogatas bajo las estrellas, paseos románticos en velero, práctica de Kayak y clases de escalada en roca con guías expertos.

Por su parte El Monte Teepe ofrece experiencias exclusivas como clases de yoga, parapente, aguas termales, cabalgatas en medio de la naturaleza y práctica de pesca deportiva.

Islas privadas para unas vacaciones de lujo de sol y playa

Y si quieres vivir unas vacaciones de alta gama a la orilla del mar, uno puede alojarse en una de las islas privadas ubicadas en el Parque Nacional Natural Islas del Rosario y San Bernardo, a unos 45 minutos de la ciudad de Cartagena.

En estos lugares, se tiene la posibilidad de disfrutar de playas vírgenes de arena blanca lejos de las multitudes, practicar buceo en las aguas cristalinas, tomar un cóctel a la orilla del mar, degustar una comida preparada por un chef personal y conectarse con la naturaleza.

Entre las islas privadas de esta región del Caribe colombiano se encuentran Isla Rosa, Casa en el Mar, Pelícano, Gigi, Matamba, Barú 011, Isla del Pirata y Bendita Beach.