fbpx
Conocedores
Close

¿Vuelven a volar los Boeing 737 Max? Aparece otro problema y van…

Conocedores.com

20 de febrero de 2020

Descubren escombros en los tanques de combustibles en los aviones estacionados en sus hangares, lo que es un grave problema de seguridad

La saga de los Boeing 737 Max parece interminable. A los serios problemas en el software, el más grave el que provocó los dos accidentes fatales, y luego otros descubiertos en las revisiones una vez que se decidió ponerlos aviones en tierra, la vuelta a los aires se aleja cada vez más.

La última evaluación que hizo la compañía indicaba que las aeronaves podrían volver a volar a mitad de este año, una estimación muy positiva, según los analistas, ya que además de las aprobaciones de las autoridades, están las propias revisiones de las aerolíneas y la confianza de los pasajeros para subirse a los mismos.

Ahora, Boeing confirmó esta semana que encontró escombros en los tanques de combustibles de aviones 737 Max estacionados en sus hangares.

En una nota a los empleados de Boeing, la compañía dijo que los desechos encontrados «es algo absolutamente inaceptable. Durante estos tiempos difíciles, nuestros clientes y el público cuentan con nosotros para hacer nuestro mejor trabajo cada día. Es por eso que estamos tomando medidas».

Boeing dijo que abordará el problema actualizando las instrucciones y las listas de verificación necesarias para los empleados, junto con verificaciones adicionales, incluidas inspecciones y auditorías.

El Boeing 737 Max ha sido puesto en tierra desde marzo de 2019 después de dos accidentes que provocaron el fallecimiento a 346 personas.

A pesar de la suspensión, Boeing continuó construyendo los aviones a un ritmo reducido hasta que detuvo temporalmente la producción. Casi 400 de los aviones completos están estacionados y a la espera de entrega a sus clientes de aerolíneas.

Los desechos en un avión completado es un grave problema de calidad que puede plantear amenazas significativas a la seguridad en los aviones, incluyendo cortocircuitos e incendios. Incluso, es un problema por el que Boeing ya pasó en el pasado.