Conocedores
Close

Todo lo que hay que saber de la isla de Okinawa: clima, hoteles y más

Por Norberto Sica

27/11/2018

Un repaso por los principales aspectos de uno de los lugares más paradisíacos de Japón, desde su orígenes, a cuál es la temporada de lluvia y cuál la mejor para alojarse

La isla de Okinawa es uno de los grandes destinos para descubrir en Japón, no sólo por sus atractivos naturales (playas, arrecifes de corales y aguas turquesas), sino también por su historia que se remonta muy atrás en el tiempo.

Llegar a Okinawa es muy fácil desde Tokio, con vuelos directos que duran poco más de dos horas. También es posible arribar sin escalas desde otras regiones de Oriente, como China, Corea del Sur, Singapur, Taiwán o Hong Kong, que suelen ser sus países principales de visita.

Existen varias teorías sobre el origen de la gente Minatogawa que se cree que vivieron en Okinawa hace 22 mil años, una de las cuales sugiere que China es su origen, mientras que otras especulan que sus raíces son de Indonesia, Australia y otras regiones.

La vida se centró en la caza, la recolección y la pesca durante la época de Shell Mound, que duró hasta alrededor del siglo X. Durante la era Gusuku entre los siglos XII y XV, la vida pasó a girar en torno a la agricultura, y se puede ver en los sitios históricos que la población creció rápidamente durante esta era.

Hasta 1879, el archipiélago formó el reino de las Ryūkyū, un estado soberano independiente del emperador de Japón. Tras la derrota nipona en la Segunda Guerra Mundial, el país fue ocupado por las fuerzas de Estados Unidos, situación que duró hasta 1972, año en el que fue regresado al gobierno japonés.

En la isla, se pueden encontrar las ruinas de seis Gusuku, fortalezas típicas de la cultura de Okinawa, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Hay muchos datos del lugar que pueden sorprender, como poseer la población más longeva del planeta, a lo que muchos atribuyen a su comida, basada en carnes de cerdo y pescado, algas marinas y verduras. También se dice que es el lugar donde nació el karate.

Y dentro de esta aura de magia y misterio, sus aguas turquesas hacen que la geografía sobresalga como una gema preciada.

Su población (de acuerdo a los datos de mayo de 2018) es de 1,44 millones de personas, con el japonés como idioma principal. En algunas áreas, será difícil comunicarse en inglés, aunque en las principales cadenas de hoteles, siempre hay personal capacitado.

Okinawa es cálida y confortable durante todo el año. En Naha, la temperatura promedio en julio, el mes más caluroso, es de 28.9. Debido a que está rodeado por el mar, las temperaturas rara vez alcanzan los 35° C y más, a diferencia de otras áreas de Japón. En enero, el mes más frío, la temperatura promedio es de 17.0.

La temporada de lluvias comienza en mayo con fuertes precipitaciones durante este período. Sin embargo, una vez que la temporada de lluvias termina a fines de junio, hace calor y hay mucho sol. El pico del verano dura en agosto y septiembre como el clima típico de Okinawa, pero también es temporada de tifones y se requiere precaución. A partir de octubre, el calor disminuye y el clima es bastante agradable. A medida que el invierno se acerca a diciembre, hace frío pero nunca nieva. Los inviernos de Okinawa a veces tienen vientos fuertes.

¿Dónde alojarse?
Hay una gran cantidad de propuestas, algunas de cadenas internacionales y otras locales, cada una con su impronta. En #Conocedores recomendamos tres hoteles sobre los cuáles pueden leer su review, haciendo clic en los enlaces correspondientes.

Ritz-Carlton Okinawa
The Terrace Club
The Busena Terrace