fbpx
¿Vacaciones de invierno en Suiza? St. Moritz, uno de los mejores destinos
19/11/21   |   Viajes

¿Vacaciones de invierno en Suiza? St. Moritz, uno de los mejores destinos

St. Moritz fue la cuna de las vacaciones invernales alpinas y sede de dos ediciones de los Juegos Olímpicos. Pero tiene mucho más por ofrecer

Conocedores.com Redacción
Conocedores.com

Si uno está planeando vacaciones de invierno en Suiza, St. Moriz no es un simple destino turístico. Es uno de los mejores por muchas razones. Fue la cuna de las vacaciones invernales alpinas (1864) y sede de dos ediciones de los Juegos Olímpicos de Invierno. Y, a pesar de ello, originalmente debe su fama a sus aguas medicinales, descubiertas hace tres mil años y que ya le consagraron como balneario de verano.

En St. Moritz, en la Alta Engadina, a 1.856 m de altura, el número de días soleados está muy por encima del promedio. Precisamente por esto, en 1930 se lo colocó bajo protección legal como el primer símbolo del pueblo. Sin embargo, St. Moritz ya había sido pionera en varias oportunidades en el pasado. En la Navidad de 1878 tuvo la primera iluminación eléctrica, en 1889 fue sede del primer torneo de golf alpino y en 1935 se puso en funcionamiento allí una de las primeras telesillas de toda Suiza.

Visitantes de todo el mundo aprecian el moderno estilo de vida alpino, caracterizado por una excelente gastronomía que hace realidad los sueños de cualquier gourmet incluso a pie de pista, por una hotelería que marca hitos en todas las categorías, y por eventos de relevancia internacional.

Las atracciones turísticas, como la torre inclinada, los restos de la iglesia de San Mauricio – cuyos orígenes se remontan al 1500 –, o el Museo Segantini ofrecen una alternativa al lujo y el jet set.

Hace 154 años, el hotelero Johannes Badrutt hizo una arriesgada apuesta con veraneantes ingleses: les prometió un suave sol en la Engadina en pleno invierno. Badrutt ganó y St. Moritz se convirtió en uno de los destinos para practicar deportes de invierno más variopintos del mundo.

Efectivamente, el deportista de invierno tiene a su disposición 350 kilómetros de pistas con una moderna infraestructura. En la montaña casera de San Mauricio, Corviglia, se encuentra la pendiente de salida más inclinada de suiza, alcanzando a un 100 por ciento en la pared Piz Nair. En el Cresta Run, los personas se lanzan en trineo skeleton al canal de hielo; el Bob Run es una de las pistas de hielo natural más viejas del mundo. Los excursionistas de invierno cuentan con una red de caminos de 150 kilómetros, mientras que los aficionados al esquí de fondo pueden utilizar en la Engadina una red de loipes de unos 200 kilómetros. El parque de diversión para amantes del snowboard, el curling y el entrenamiento de altura son solo algunos de los demás deportes de invierno que se pueden practicar aquí.
Verano

Además del tradicional senderismo y de la bicicleta de montaña, los visitantes pueden practicar vela, remo, windsurf,kitesurf, tenis, minigolf o montar a caballo. Los patinadores encontrarán las puertas de la pista de hielo artificial Ludains abiertas incluso durante el verano y los amantes del golf descubrirán en los alrededores un auténtico paraíso en los Alpes gracias a un total de cuatro campos. Un romántico paseo en coche de caballos alrededor del lago, por el denominado “Stazerwald” o por el glamuroso St. Moritz es otro de los grandes atractivos de unas vacaciones en St. Moritz. También los escaladores alpinos podrán disfrutar plenamente en la Alta Engadina y los 17 recorridos de escalada con diferentes grados de dificultad completan la oferta.

¿Más razones para pasar unas vacaciones de invierno en Suiza?

La extravagante metrópolis alpina de St. Moritz es uno de los destinos vacacionales más famosos del mundo. Esta burbujeante ciudad de la Engadina no solo cuenta con pistas de esquí y hoteles de lujo, sino también con aguas medicinales, lagos de montaña azul turquesa y lujosos spas. En pocas palabras: máximo bienestar y placer sensorial todas las estaciones del año.

Quien busque una regeneración con acompañamiento médico, encontrará la horma de su zapato en los baños medicinales Heilbad St. Moritz. Aquí borbotean las aguas medicinales de St. Moritz desde hace más de tres mil años desde las entrañas de la Tierra. En el Forum Paracelsus, restaurado recientemente, puede beberse sin coste alguno la saludable agua sulfurada. Aquí además, distintas estaciones de escucha explican la historia de las aguas medicinales de St. Moritz.

Ovaverva no es el único establecimiento que ofrece relajación para el cuerpo y el alma, esta también se puede celebrar con todo lujo en los numerosos hoteles de 5 estrellas que disponen de baños termales de aguas salinas, tratamientos y masajes. Por supuesto también es posible desconectar en verano sumergiéndose en uno de los incontables lagos aptos para el baño alrededor de St. Moritz. El famoso Lej da Staz, en un claro del bosque entre St. Moritz y Pontresina, recuerda al ambiente del veraneo de antaño.

Clic aquí para conocer algunos de los mejores hoteles para alojarse en St. Moritz.

Fotografía
Turismo Suiza

Más por conocer

Featured

Close