Conocedores
Close
Viajes 22/02/2017

Anandá, un exclusivo hotel boutique en el corazón de Cartagena

Son 23 habitaciones en una casa colonial restaurada que nos aseguran una estadía con toda la impronta de Cartagena, y donde pasamos algunos días. Nuestra experiencia

Marcos Toscani

Seguir en

Cartagena de Indias es uno de los destinos que más tendencia está marcando en este momento en los viajeros del mundo. Es que este destino ubicado sobre el mar caribe en Colombia tiene varios condimentos para ser un imán para los viajeros.

Si pensamos en Cartagena, seguramente se nos vendrá a la mente la Ciudad Amurallada y toda la arquitectura, los colores y la impronta del lugar, y es justamente lo que Anandá Hotel Boutique busca transmitir.

Me alojé algunos días en este pequeño hotel que se alza en una casa colonial restaurada ubicada en pleno centro de Cartagena, a metros de los puntos de interés más destacados de la ciudad.

Al llegar a Cartagena, se percibe la magia de la ciudad, e -ingresando al hotel- podemos ver la combinación de la antigua casa restaurada con elementos de diseño, con una estética muy cartagenera.

La recepción es muy cordial y es evidente que todo el equipo -desde Diego, Ignacio y todo el staff- está dispuesto a hacer de nuestra estadía en Cartagena una grata experiencia, haciéndonos sentir en casa desde el primer momento.

Cordialidad y servicio, 24 horas

Una bebida fresca fue parte de mi recepción, fundamental teniendo en cuenta las altas temperaturas de Cartagena y la elevada humedad.

En el patio central nos encontramos con el restaurante, un pintoresco espacio en donde tendremos el desayuno, y que realmente nos recuerda que estamos en Cartagena desde cualquier ángulo.

Como mencionaba, el calor como un factor constante en Cartagena, Anandá tiene dos opciones para refrescarnos.

Una piscina se encuentra en la planta baja para poder descansar o disfrutar de las pocas horas de sol que ingresan en ese lugar.

Pero la terraza de la casa es quizás uno de sus puntos más atractivos, con vistas a toda la ciudad, camas para el relax y un jacuzzi que invita a pasar tiempo en el.

Ese espacio puede aprovecharse durante el día para tomar sol o disfrutar de atardeceres únicos desde la altura.

Desde la terraza, tenemos acceso a un teléfono en donde podremos pedir lo que deseamos para beber o comer en ese lugar.

Volviendo al hotel en sí, este cuenta con 23 habitaciones, cada una de ellas con su particularidad.

No hay dos habitaciones iguales, aunque todas comparten camas amplias, el buen gusto en sus elementos de diseño, baños espaciosos y camas confortables.

Algunas ubicadas en la planta baja tienen patios propios. Otras, balcones.

Tanto en las habitaciones como en las áreas comunes, Anandá cuenta con Wi-Fi gratuito, que durante mi estadía funcionó perfectamente.

El desayuno es a la carta, con frutas frescas, panes, diferentes opciones de huevos y platos tradicionales colombianos como la infaltable arepa de huevo. Los jugos de diferentes frutas (algunas muy especificás de la zona) están siempre a disposición.

Justamente en ese espacio donde se toma el desayuno, pude probar en la noche algunos de los platos de la carta del nuevo restaurante que está abriendo en Anandá, y que -durante mi estadía- aún se encontraba definiendo los últimos detalles.

La propuesta gastronómica que pude degustar, realmente alcanzó las expectativas de este hotel boutique con el servicio como protagonista.

Mi experiencia en Anandá ha sido más que satisfactoria, y la combinación de una propiedad con historia y el servicio dedicado ha sido óptima.

Anandá Hotel Boutique es definitivamente una propuesta para tener en cuenta si estamos planeando un viaje a Cartagena, y para conocer más sobre esta propiedad de Hoteles Cosmos o reservar, se puede ingresar aquí.