Conocedores
Close
Viajes 24/01/2018

La posada de campo La Santina, una opción diferente para escapadas, ubicada entre las dos principales ciudades de Argentina

Está emplazada en la localidad de San Pedro, a mitad de camino entre Buenos Aires y Rosario

A mitad de camino entre Buenos Aires y Rosario, en la localidad de San Pedro, los amantes de la naturaleza, el relax y el auténtico espíritu de campo, pueden encontrarse con una propuesta de alojamiento especial con La Santina.

La posada está ubicada en el kilómetros 151 de la autopista Buenos Aires-Rosario, y cuenta con una casona como casco de estancia totalmente reciclado, que mantiene la calidez a través de su estilo arquitectónico.

Los muebles escogidos respetan el ADN de sus orígenes.

La Santina tiene un salón comedor, salas de estar y habitaciones amplias para disfrutar de cada momento del día.

Además, el casco ofrece una galería cerrada y climatizada, que genera distintos climas íntimos, ya sea para el relax, la lectura o charlas.

Por supuesto, uno de los puntos sobresalientes es su impactante espacio al aire libre, con un jardín perfectamente cuidado, con diversos tipos de flores y árboles de más de cien años de antigüedad.

La vegetación del lugar recorre las calles internas que emulan un antiguo pueblo, y embellecen aún más el espacio con las enredaderas de una pérgola que invita a compartir comidas, meriendas y desayunos basados en un menú casero realizado artesanalmente al estilo de las recetas de nuestras abuelas.

La posada se complementa con una piscina ubicada estratégicamente para apreciar el paisaje mientras se disfruta del agua. Cerca de la pileta, los huéspedes pueden aprovechar los sillones de mimbre que proponen una vista imperdible de atardeceres en el campo.

Además, La Santina ofrece todo lo necesario para recibir grupos de turistas en busca de un lugar de relajación, disfrute y actividades como yoga y meditación al aire libre, junto con sonidos naturales que acompañan.

Los más chicos también tienen su espacio en La Santina, con un circuito de juegos y el contacto con la naturaleza incluyendo los animales del lugar, es diversión asegurada. Los adultos también pueden distraerse con el repertorio de juegos de salón disponibles, entre los cuales se encuentra el infaltable metegol, tenis de mesa y ajedrez.

Además de escapadas, La Santina es un lugar que se elige cada vez más para eventos corporativos o sociales.

Más por conocer