Conocedores
Close

REVIEW Four Seasons Downtown Hotel: pura elegancia en Nueva York

Por Norberto Sica

07/02/2018

El hotel fusiona el refinamiento con la calidez, para hacer que la estadía en la ciudad sea algo diferente

Overall

9.5

Como si fuera una nueva gran dama de ajedrez que se levanta en el corazón del centro de Nueva York, nos encontramos con el fascinante Four Seasons Downtown, en el límite entre Tribeca y el Distrito Financiero, y a doscientos metros de flamantes íconos de la ciudad como el One World Trade Center o The Oculus.

El Four Seasons Downtown se inauguró en septiembre de 2016 y fue pensando como un rascacielos que combina hotel (entre los pisos 7 y 24) y residencias privadas (del piso 25 al 82).

Fue construido por el estudio de Robert Stern, uno de los arquitectos más reconocidos del mundo.

Y mientras el exterior presenta una fachada clásica, ingresar al establecimiento es como si lo hiciéramos a una íntima propuesta boutique.

Si cada hotel tiene una personalidad, un ADN que lo identifica, posiblemente una de las características que más llama la atención en este caso es la amabilidad y la cercanía con los huéspedes.

Cada miembro del equipo sabe nuestro nombre y está atento a nuestras necesidades.

El lobby principal está pensado como un área para relajarse y descansar, con llamativas piezas de arte en oro y elementos de decoración que sobresalen, desde esculturas hasta la iluminación.

Paredes de madera y pantallas metálicas tejidas con acentos de bronce se suman a una sensación de lujo discreto.

Incluyendo una imponente lámpara colgante en forma de cascada que sobresale desde la escalera principal.

Las 189 habitaciones, incluyendo 28 suites, fueron diseñadas con sofisticación y modernidad por el equipo de visionarios de Yabu Pushelberg.

Los materiales, la elección de colores y telas, transmiten la calidez buscada en la atención, sumando todas las comodidas que caracterizan a Four Seasons, haciendo una fuerte apuesta a la tecnología y la domótica.

Los baños cuentan con bañeras y pantallas táctiles en los espejos, desde la cuál se pueden acceder a distintos servicios.

También podemos encontrar un frigobar y una máquina Nespresso con café de cortesía.

El área de recreación y spa, está coronada por una piscina climatiza indoor de 23 metros de largo, rodeada de reposeras, aberturas que nos muestran el exterior de la zona, y una relajante pared en forma de cuadro representando el cielo infinito.

El fitness center tiene distintas opciones de entrenamiento: aeróbico, musculación, TRX, yoga y estiramiento.

Y por supuesto, el propio spa, con diferentes tratamientos y una recepción con productos exclusivos.

Four Seasons Downtown es lujo sin exageración, sin la necesidad de guantes blancos, para viajeros que valoran la amabilidad, la cordialidad y un trato personalizado y descontracturado.

Overall

9.5

  • 9.5 Ubicación
  • 9 Espacio en Habitaciones
  • 10 Decoración & Ambientación
  • 10 Amabilidad
  • 10 Servicio
  • 10 Fitness Center
  • 10 Piscina
  • 9 Spa
  • 9 Gastronomía
  • 8.5 Wi-Fi
  • 9.5 Tecnología
  • 9.5 Experiencia

Más por conocer