Conocedores
Close
Viajes 14/06/2017

Los mejores destinos de luna de miel para parejas jóvenes

Atrás quedó el uso de agencias de viajes para planificar los detalles y conseguir hoteles boutique en los destinos más exóticos. Ahora las parejas jóvenes asumen solas este reto. Siete propuestas imperdibles

Si bien el día más esperado por los novios es el de la boda, muchas veces los nervios y la cantidad de compromisos en torno al evento hacen que no puedan disfrutarlo tanto como quisieran.

Por ello, la luna de miel es el momento en el que podrán, por fin, relajarse, disfrutar uno del otro y crear memorias que los acompañarán el resto de la vida.

Elegir el destino es una tarea difícil, pues las posibilidades son infinitas y en la mayoría de ocasiones el tiempo y el presupuesto suelen ser limitados.

Atrás quedó el uso de agencias de viajes para planificar los detalles y conseguir hoteles boutique en los destinos más exóticos. Ahora las parejas jóvenes asumen solas este reto y, con el uso de la Internet, logran planificar un viaje hecho a la medida de sus preferencias y expectativas.

La posibilidad de elegir un destino basado en distancia, presupuesto y actividades a realizar es una realidad a través de buscadores de viajes y el uso de filtros. Un ejemplo es el buscador de viajes KAYAK, que propone los siguientes destinos gracias a la herramienta Explore, con la que se puede hacer una selección de destinos para ocasiones románticas.

Aquí algunos de nuestros elegidos:

Lago Tekapo, Nueva Zelanda
El lago Tekapo se encuentra a tres horas en automóvil al suroeste de Christchurch en la cuenca de Mackenzie. El pueblo mira al norte, sobre el lago de increíble color turquesa, frente al misticismo montañoso de los Alpes del Sur.

El lago Tekapo obtiene su color turquesa blanquecino de la harina glaciar fina (roca molida por glaciares) suspendida en el agua.

En las orillas del lago, se verá la pintoresca iglesia Church of the Good Shepherd, donde la ventana del altar enmarca una vista perfecta del monte Cook. Familias pioneras del distrito de Mackenzie construyeron la iglesia en 1935, y esta es una foto muy popular para los visitantes.

Hay senderos peatonales que bordean la orilla del lago. Para tener vistas panorámicas de la cuenca de Mackenzie, se puede hacer una excursión al observatorio Mount John Observatory (a 1031 metros de altura) o a Cowans Hill.

La aurora austral
La aurora austral es el equivalente del hemisferio sur para la aurora boreal, y el lago Tekapo es uno de los mejores lugares de Nueva Zelanda para disfrutar de esta sinfonía de color que cobra vida.

La mejor época para verla es de abril a septiembre, y el lago Tekapo es famoso por sus noches despejadas y la ausencia de contaminación lumínica, con lo cual es el destino ideal para ver la aurora.

Se puede visitar el observatorio Mount John Observatory, que cuelga de las montañas en la altura y mira al sur; es tu mejor oportunidad para experimentar este espectáculo de luces naturales.

Gran Canaria, España
Además de tener sol todo el año y contar con increíbles spas, en Gran Canaria es posible elegir hoteles con playa privada, ya sea para paseos por la orilla del mar o para practicar snorkel.

Una de las playas más famosas por sus dunas es la playa del Inglés.

Si les gustan los parques, la Cactualdea es una oportunidad para descubrir no sólo cientos de especies de cactus, sino también las hermosas palmeras canarias. Luego de saborear algunos platos de la deliciosa gastronomía española, no pueden perderse la puesta de sol en Maspalomas, un hermoso pueblo al sur de la isla.

Monteverde, Puntarenas, Costa Rica
Las parejas que adoran la naturaleza pueden planear su luna de miel en Costa Rica y envolverse entre las nubes de la Reserva Biológica Bosque Nuboso Monteverde.

Si buscan perderse entre una diversidad asombrosa de flora y fauna y están dispuestos a atravesar largos senderos y puentes colgantes, no encontrarán mejores paisajes que los que rodean a esta increíble reserva natural.

Luego de visitar el mariposario de la zona o de una caminata nocturna por el bosque, querrán descansar en un hotel con todas las comodidades.

Tofino, Canadá
En el extremo oeste de Canadá, en la isla de Vancouver, se encuentra el tranquilo pueblo de Tofino.

Dependiendo de la época en la que decidan realizar el viaje, pueden ser espectadores de ballenas y orcas surcando el Pacífico o de las famosas tormentas de invierno junto a la playa.

También conocida como la capital del surf en Canadá, Tofino es ideal para el avistamiento de osos durante todo el año, ya que no descansan en invierno. No hay que dejar de visitar el Parque Nacional de la Cuenca del Pacífico, con bosques de altos árboles y playas kilométricas que harán de su luna de miel un recuerdo inolvidable.

Saint John´s, Antigua y Barbuda (foto principal)
Aquí se pueden encontrar 365 playas, una para cada día del año. Estas islas son conocidas como la capital del romance del Caribe y su paisaje tropical y belleza natural las hacen el escenario ideal para pasar una luna de miel perfecta.

Si se trata de una pareja aventurera, podrán disfrutar de practicar buceo alrededor de sus arrecifes coralinos y, si les gusta disfrutar de la tranquilidad, también existe la opción de paseos en yate o en crucero. A diferencia de otros destinos, aquí no hay por qué preocuparse si hay un día de lluvia, pues los alojamiento ofrecen spas de lujo, degustación de vinos y clases de cocina en pareja.

La oferta hotelera de estas islas hermanas es perfecta también para los que quieran celebrar la boda a orillas del mar, ya que tienen una ubicación ideal y ayudan a las parejas con los trámites, que toman 24 horas.

La Laguna Azul, Islandia
Al suroeste de Islandia se encuentra el spa geotermal más asombroso del mundo.

Sus propiedades medicinales y curativas darán la experiencia más relajante y renovadora de sus vidas. Después de disfrutar del paisaje de campos de lava, chorros de vapor y mucho humo, pueden pasar la noche en Geo Hotel.

La particularidad de este hospedaje en medio de un pueblo de pescadores, es su ubicación privilegiada muy cerca de numerosos cráteres, cuevas, campos de lava, playas de arena negra y de la Laguna Azul.

Desde aquí se puede visitar el parque nacional Thingvellir y pasar el día pescando o buceando.